Música


¿Cuáles son los secretos para ser un gran guitarrista?

La guitarra permite multitud de matices a la hora de tocarla para producir diferentes tonalidades, lo que lo convierte en un instrumento realmente complejo cuyo completo dominio sólo está al alcance unos pocos elegidos. Por eso el guitarrista y físico David Robert Grimes ha realizado un estudio para intentar describir la física que está tras su uso. "En un piano hay 12 notas cromáticas en una escala, pero en una guitarra se pueden doblar las cuerdas para conseguir las notas en el medio, incorporando microtonalidades entre las notas musicales de cada cuerda. Quería entender lo que ocurría físicamente con estas técnicas aplicadas en la guitarra" asegura al respecto.

Así, durante su tiempo libre analizó las peculiaridades de la guitarra y posteriormente tuvo la oportunidad de publicar sus conclusiones en la revista 'PLoS One'. Entre ellas, Grimes averiguó las ecuaciones que describen la forma en que el curvado de las cuerdas vibra, de forma que cada pequeño cambio puede modificar el tono de una nota. De hecho, al parecer las propiedades de las cuerdas tienen un gran efecto en el cambbio de tono, especialmente el grosor y el llamado 'módulo de Young', un parámetro que caracteritza el comportamiento de un material elástico según la dirección en la que se aplica una fuerza. Así, en opinión del investigador el guitarrista Dave Gilmour de Pink Floyd es el músico que tiene el mayor control de la curvatura de las cuerdas, mientras que considera que Steve Vai cuenta con un enorme talento natural para tocar este instrumento.

Dave Gilmour