Salud


¿Es cierto que la sangre puede ayudar a rejuvenecer?

Sí. Y no se trata de una justificación del Conde Drácula para morder cuellos de forma indiscriminada, sino que es el resultado de tres investigaciones científicas realizadas recientemente. Al parecer estos trabajos han descubierto que la sangre de ratones jóvenes (de dos meses) ayuda a rejuvenecer el músculo y el cerebro de ratones ancianos de 22 meses de edad. Curiosamente la sangre de los ratones mayores perjudica a los jóvenes, produciendo un efecto contrario. Según una investigacioón publicada en la revista 'Nature Medicine', el secreto podría ser una proteína de la sangre capaz de poner en marcha "cascadas de procesos celulares que pueden guardar el secreto de la juventud".

Si este elemento sanguíneo también funcionase en los humanos supondría una nueva manera de tratar enfermedades como el Alzheimer, pues en los ratones mejoran su capacidad de orientación y aprendizaje, haciéndoles que tengan capacidades comparables a las de los jóvenes. De hecho, esto pondría de manifiesto que, al menos en los ratones, algunos de los deterioros propios del envejecimiento son reversibles.

Todo ello, según otro trabajo realizado en Harvard, se consigue gracias al nacimiento de nuevas neuronas en determinadas zonas del cerebro, facilitando la recuperación del olfato y el aprendizaje; así como de una mejora en músculos y el corazón para mejorar la fuerza y la capacidad de ejercicio de los roedores. Por eso los científicos seguirán investigando en esta línea para saber si la cantidad de este factor (llamado GDF-11) en la sangre es clave en los procesos relacionados con el deterioro por envejecimiento.

Sangre