Salud


¿Es realmente recomendable comer la placenta tras un parto?

Pregunta formulada por:Anne Arteche Grijalbo (Navarra)


Aunque alguien pueda sorprenderse, la placentofagia o comer la placenta tras el parto es un acto frecuente en los mamíferos y en algunas culturas. Ésta contiene altos niveles de prostaglandina, que ayuda a que el útero vuelva a su estado normal tras el nacimiento, así como oxitocina, una sustancia que elimina el estrés que puede generar el parto en la madre. Por ello algunas mujeres deciden tomar un batido de frutas con restos de su placenta, dejando una parte para hacer cápsulas que puedan tomar durante unos días después. De hecho, en Inglaterra hay una 'Red de Encapsulación de Placenta' que se encarga de recogerla, preparar el batido y secar y encapsular otra parte. El precio es de unos 180 euros por las cápsulas y unos 29 euros por la bebida.

Las mujeres que la consumen afirman que hacerlo les da más energía e incluso señalan que es un remedio natural para regatear a la depresión postparto. Incluso la medicina china tradicional también le otorga propiedades vigorizantes. Y en Oregón (EE.UU) se ha dado luz verde a una ley que permite que las mujeres se puedan llevar sus placentas si cumplen una serie de requisitos. Sin embargo, los expertos aseguran que no hay suficientes pruebas ni estudios científicos que demuestren que la placentofagia tiene propiedades beneficiosas para la salud. Lo cual no debe ser impedimento para que, según Jacque Gerrard, portavoz del Colegio Real de Matronas del Reino Unido, "haya que ayudar a una madre que quiera guardar su placenta, pues es su decisión".

Madre besa a su bebe






Estos temas también te interesarán: Salud_placenta_comer_placentofagia_china_medicina_propiedades_depresion

Comentarios