Salud


¿Por qué recurrimos a los dulces en estados de ansiedad o depresión?

Es muy frecuente encontrar personas que en situaciones de estrés, nerviosismo o depresión recurren a los alimentos dulces para intentar encontrarse mejor. Esta necesidad podría venir provocada por los receptores de la hormona del estrés que se situán en las papilas gustativas, encargadas de detectar los diferentes sabores. Según investigadores del 'Monell Chemical Senses Center' ubicado en Filadelfia (EE.UU) el estrés origina la secreción de hormonas glucocorticoides que activan los mencionados receptores de la horma del estrés.

Este efecto influiría en la preferencia del sabor del ser humano, de forma que el estrés o las emociones negativas provocarían que las papilas gustativas 'encendieran' estos receptores relacionados con el sabor dulce. "Si sufrumos cambios homonales relacionadosa con el estrés, nuestrai interacción con los alimentos igualmente se verá alterada; el sabor dulce puede verse particularmete afectado por el estrés. Nuestros resultados pueden proporcionar un mecanismo molecular para ayudar a explicar por qué algunas personas tienden a comer más alimentos azucarados cuando experimentan situaciones de estrés intenso" ha asegurado M.Rockweel Parker, autor del estudio. 


Mujer comiendo chocolate