Salud


¿Por qué se producen los cortes de digestión?

En verano los llamados 'cortes de digestión' suelen ser una razón de peso para espaciar los horarios de las comidas con los del baño en piscinas o playas. Muchas personas aluden a ello, aunque no muchas saben en qué consiste exactamente. Pues bien, el corte digestión no es más que un 'shock' producido a consecuencia de un cambio brusco en la temperatura corporal, el cual puede ocasionar mareos, náuseas o incluso desmayos en quien lo padece. El verano es una estación propicia para su aparición porque el calor del Sol puede producir un gran contraste si la persona entra bruscamente en el agua, por lo que el organismo puede reaccionar a esta variación de temperatura provocando que los vasos sanguíneos periféricos del cuerpo se cierren y dificulten la llegada de sangre al cerebro.

Además, todo ello puede verse potenciado si la persona está haciendo en ese momento la digestión, ya que en este proceso una buena parte de la sangre se localiza en el aparato digestivo. Sin embargo, el Dr. Fernando González Panizo, digestólogo del Hospital Universitario Quirón de Madrid puntualiza que el llamado corte de digestión no es realmente una pausa en la digestión, sino que viene provocado por el cambio brusco de temperatura que sufre el cuerpo al entrar en un entorno más frío como el agua. Por ello se recomienda esperar un par de horas para bañarse tras haber realizado una comida copiosa y, al entrar en el agua, hacerlo lentamente mojándose nuca, torso y muñecas en primer lugar. Una vez hecho también es aconsejable salir del agua en caso de notar cualquier síntoma de mareo, malestar, visión borrosa o incluso zumbido de oídos

Bañistas en una playa