Sociedad


¿A dónde van a parar los regalos de Estado?

¿A dónde van a parar los regalos de Estado?

Tal y como regula la Ley, los regalos de Estado se incorporan inmediatamente al patrimonio de dicho Estado, pasando a formar parte de su riqueza en bienes materiales. En ningún caso y bajo ninguna consideración se trata de regalos al presidente o rey de turno, ya que, una vez acabado su mandato, deberá de poner a disposición pública todo lo recibido. En algunos países, es de obligado cumplimiento que los regalos de Estado sirvan para mejorar aspectos como la salud pública o la educación.