Sociedad


¿A qué actriz la maternidad le está privando de disfrutar del sexo?

Ser madre primeriza hace que cambien las prioridades en la vida, por lo que la actriz Megan Fox asegura que está teniendo que hacer algunos sacrificios en su vida para que su hijo Noah, de dos años, crezca feliz y sano. Y es que la joven actriz ha aprovechado la promoción de su nueva película, 'Las Tortugas Ninja' para desvelar algunos detalles sobre su vida marital. "Mi marido (Brian Austin Green) y yo no tenemos ningún tipo de intimidad ahora. Mi hijo Noah, de dos años, duerme con nosotros en la cama, así que no tenemos posibilidades" ha asegurado la intérprete de Tenneesse.

Además Megan Fox tiene otro hijo de cinco meses, Bohdi, por lo que su situación no promete mejorar a corto plazo. "Una vez que has expulsado a dos niños de tu cuerpo ya no hay a qué temerle. Ha cambiado la forma en la que entiendo la vida humana, sobre la espiritualidad, porque siento que conozco a estas dos almas desde hace mucho tiempo, pues la unión es muy grande. Eso me lanzó en una búsqueda espiritual" asegura. Y es que no tiene reparos en confesar que "he leído muchos libros y hay uno llamado 'Journey of Souls' que es sobre la reencarnación y las vidas entre vidas y todo eso ha cambiado mi perspectiva. Ahora estoy en hipnoterapia de vidas pasadas y cosas así. Me estoy volviendo muy metafísica y esotérica, lo cual es lo opuesto a mi familia".