Sociedad


¿Qué increíble tasa de alcoholemia dio un conductor gallego?

El pasado año la Policía Local de A Coruña protagonizó uno de los episodios más sorprendentes y a la vez más tristes de la historia reciente de la seguridad vial en España. Durante uno de sus controles rutinarios en el centro de la ciudad gallega pararon a las 22:30 horas a un hombre de 30 años y le sometieron a un test de alcoholemia tras comprobar que mostraba "claros síntomas de embriaguez". 


La sorpresa fue mayúscula cuando comprobaron que el hombre había dado positivo en su primera prueba con 1,70 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, mientras que en la segunda prueba aumentó incluso este registro con 1,74 ml por litro espirado. Si se tiene en cuenta que el límite por la ley son 0'25 se puede llegar a la conclusión de que este hombre había bebido hasta siete veces más alcohol del permitido. Una cantidad que supone el mayor registro obtenido en la comunidad  gallega, así como uno de los mayores a nivel nacional. Aunque, por si esto no fuera suficiente, al comprobar los antecedentes del hombre la policía descubrió que acumulaba cuatro suspensiones del carné de conducir que, a priori, le privaban de él hasta 2025. Tras lo ocurrido se espera que sea juzgado en breve por los delitos imputados, el primero contra la seguridad vial por conducir sin permiso y el segundo por ponerse volante bajo los efectos del alcohol.

Control de alcoholemia