Ir a versión clásica Ir a versión móvil
12 febrero 2017

El Madrid se quedó a un paso de una gran remontada

  • Los de Laso perdieron en la pista del Unicaja por 82-78.
Real Madrid-Unicaja Real Madrid-Unicaja
Unicaja-Real Madrid
Rubén Gómez Rubén Gómez

Después de un viaje al lejanísimo Kazán, al Real Madrid le esperaba en la ACB uno de esos equipos llamados a ‘molestar’ en la pelea por la parte alta de la clasificación. El Unicaja esperaba en el Carpena a los de Pablo Laso con la idea de cortar la racha triunfal del equipo merengue antes de la disputa de la Copa del Rey.

El arranque del partido estuvo dominado por Sergio Llull. El balear, que venía de hacer un mal partido en Euroliga, entró motivado y acertado en el encuentro. De los 14 primeros puntos de su equipo, 7 llevaron su firma (11-14 min.7). La igualdad fue la nota predominante de esta fase de partido a la que se llegó con una pequeña ventaja madridista gracias a que Randolph también se apuntó a la fiesta anotadora (19-21 min.10).

El segundo cuarto, sin embargo, fue más de altibajos para el Real Madrid. De hecho, los de Laso encajaron un parcial de 10-0 que daba la primera ventaja importante para Unicaja en el encuentro (35-28 min.18). Una distancia que, con la entrada de nuevo de Llull en la recta final del primer cuarto, se redujo hasta prácticamente dejar el partido igualado (40-36 min.20). 

El tercer cuarto no pudo empezar de peor forma posible para el Real Madrid. Los de Laso, sin ideas en ataque y con una defensa algo floja, encajaron un 8-0 de salida que disparaba a Unicaja en el marcador (48-36 min.22). El partido entraba en esa fase en la que el Madrid podía desconectarse del mismo debido a la acumulación de encuentros que atesoraba o, en su defecto, corregir errores y apretar el marcador. Los de Laso eligieron la segunda. Con Nocioni dando empuje desde que salió al campo, la defensa blanca también mejoró. Al final del cuarto, la renta local quedaba reducida a cinco puntos (58-53 min.30). 

A pesar del subidón que supuso para los blancos el gran final de tercer periodo, lo cierto es que el último cuarto volvió a comenzar mal, con un parcial en contra. Un 13-6 liderado por Nedovic volvía a poner una renta más que peligrosa para el Real Madrid (71-59 min. 33). A pesar de todo, y con el viento soplando en contra, los de Laso no se dieron por rendidos en ningún momento. De hecho, hasta el último momento, con un triple de Llull a falta de nueve segundos, el Madrid le metió el miedo en el cuerpo a los malagueños. Por desgracia para los de Laso, la reacción llegó tarde y no fue suficiente para terminar de darle la vuelta al marcador (82-78). 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información