Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¡¡Somos campeones de la fase regular de la Euroliga!!

  • El Real Madrid ganó y con la derrota del CSKA ante Panathinaikos ya es líder de la fase regular de forma confirmada.
LLull ante Fenerbahçe LLull ante Fenerbahçe
Euroliga
Aleix Generó Aleix Generó

El Real Madrid se medía en el Palacio de los Deportes al Fenerbahçe en el penúltimo partido de la primera fase por Europa. Los blancos van lanzados a por el liderato tras asaltar el fortín de Olympiakos y consolidarse en la Liga Endesa. Los dos últimos escollos vendrán en Madrid ante turcos.

Mucho ambiente y colorido en las gradas con notable presencia del respetable del equipo visitante. Zeljko Obradovic se llevó una ovación y reconoció el aprecio del público madridista desde el principio. El Real Madrid empezó con el siguiente quinteto: Jonas Maciulis, Anthony Randolph, Sergio Llull, Gustavo Ayón, Jeffery Taylor.

(20-16, 1er cuarto)

Sergio Llull y Bogdanovic fueron los protagonistas en el primer cuarto. El de Mahón, en su línea habitual (la desorbitada), se cargó el equipo a sus espaldas y se picó con dos ‘llullazos’ iniciales para el desconcierto de un enrojecido Obradovic que veía como el partido iba al son del balear. Aguantó estoico en el marcador el equipo turco, pero Llull es demasiado. Randolph le daba alas al equipo en los momentos de ausencia de éste y entre los dos permitían al Madrid mandar en todo momento. Por algo es el líder de la Euroliga y quería seguir siéndolo.

(29-32, 2do cuarto)

Empezó trepidante y con fuerza el segundo periodo en el WiZink Center con un ‘mini show time’ de Luka Doncic que primero mató y luego taponó (este chico vale para todo). Hunter, que por momentos parece un ‘pulpo’, en la pintura cogía todos los balones. Algunas decisiones arbitrales no fueron acertadas y permitieron al conjunto turco acercarse al marcador, incluso empatarlo por medio de Kalinic e incluso ponerse por delante con un triple de Bobby Dixon. Eso sí, con Llull calentando banquillo ya que si está él la historia cambia.

Laso, a falta de 02:50 para el descanso, pidió tiempo muerto para cortar por lo sano la hemorragia que sufría por momentos el Madrid en defensa y que permitían la mayor renta del conjunto turco ( 5) Nunnally quedaba K.O tras una brutal caída cuando se disponía a entrar a canasta y el Palacio crecía en hervor en busca del gran objetivo que es ser líder en Europa. Y con Llull en el ancla volvía a crecer el juego del Madrid aunque posponían la batalla para el descanso con la mínima ventaja para los amarillos.

 (48-43, 3er cuarto)

La dinámica recortadora del Real Madrid prosiguió en el tercer cuarto al igual que el afán del Fenerbahçe en ganar el encuentro. Un tapón (made in Randolph) acompañado de un triple de Maciulis se veía reducido por otro de Dixon y un mate de Vesely (diez puntos por cabeza a esas alturas de encuentro). Laso lógicamente volvió a hacer uso del tiempo muerto y aparecía la mejor versión de Rudy Fernández que ponía las espadas en todo lo alto con dos soberanos triples. Vesely, por el contrario, fallaba sus dos tiros libres y veía con impotencia como aparecía, de nuevo, el gigante Sergio Llull para volver a igualar la contienda y superar a los de Estambul con una de sus ‘mandarinas’ con el 5.

El Madrid, en un visto y no visto, dejaba otra vez atrás en el marcador al Fenerbahçe que se desesperaba por momentos. El muro planteado por los turcos se caía por momentos por los agujeros que generaba Sergio Llull.

(61-56, 4to cuarto)

Rudy, rindiendo a un nivel excelso durante todo el encuentro, seguía sumando enteros para ser el jugador del partido (junto al Increíble Llull) con triples ganadores. Solo el árbitro impedía a los merengues irse en el marcador y hacía posible que todo se decidiese en el tramo final. Thompkins con un 2 1 situaba a los blancos con un 9 que parecía casi definitivo (siempre que el griego vestido de naranja lo permitiese).

La pitada de la noche se la llevó, por mérito propio, el colectivo arbitral. A falta de 02:28 para terminar el encuentro el equipo de Laso seguía mandando en el marcador, pero faltaba rematar la faena. Bogdanovic quiso complicarlo poniéndose a tres puntos aunque Doncic cogió un balón y ya nadie más se lo arrebató. Llull culminó la faena desde el tiro libre y el Real Madrid avisó al CSKA que el liderato no se regala. El último partido el próximo viernes ante EFES se jugará en el Palacio a las 21:00, será la próxima cita del lya confirmado líder de Europa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información