Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Domingo de Doncic, domingo de Randolph

  • Golpe de autoridad del Real Madrid ante Baskonia por 86-82 cimentado en un gran Luka Doncic
Doncic, Real Madrid, Laso Doncic, Real Madrid, Laso
Real Madrid 86 - 82 Baskonia
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

El Real Madrid ha conseguido una trabajadísima victoria ante Baskonia en un partido que no ha empezado nada bien pero que en el segundo cuarto Luka Doncic ha revolucionado. El niño prodigio ha acabado con 15 puntos y 13 rebotes siendo el mejor del equipo, secundado por Randolph, Llull, Carroll y Hunter.

Randolph arregla el desastre (16-18)
El peor inicio de partido de la era Laso se dio ante Baskonia El Real Madrid encajó un parcial inicial de 0-8 en los primeros tres minutos, sin ideas en ataque y totalmente superados en todo. Anthony Randolph sacaba coraje y colocaba dos tapones seguidos que levantaban los aplausos de un público que no entendía lo que estaba viendo. El mismo Randolph anotaba los primeros del equipo y se fabricaba su propio concurso de mates en el aro vasco para acortar distancias. Tanto Ayón como Taylor se cargaron con dos faltas cada uno muy rápidamente, los colegiados no parecían enterarse y Carroll ponía la mínima ventaja con un triple inverosimil.

Derrochando coraje, corazón y Luka Doncic (40-37)
La intensidad con la que defendía Baskonia rozaba lo ilegal en algunos tramos y en ataque las rápidas transiciones dejaban a hombres como Kim Tillie solos para fusilar desde fuera. Salía el Chapu, la ovación de gala totalmente merecida y de nuevo el aro machacado en esta ocasión por un Hunter que se estaba pegando con él y le siguió un gran coast to coast de Luka Doncic que acabó en mate pero que fue respondido con un triple de Larkin. Siempre que parecía que el Real Madrid podía llegar a empatar o ponerse arriba, se quedaba con la miel en lo labios. Llegaba la locura y la gran pitada a los colegiados cuando un tapón tremendo de Nocioni a Tillie lo convertían en falta. Habían encendido al Palacio y a los jugadores y con un parcial de 6-0 se llegaba al 36-37 cuando Sito Alonso pedía tiempo muerto pero no surtió. Doncic ponía por delante al Real Madrid por primera vez y con un pase por detrás de la espalda asistía a Hunter para machacar y confirmar que el coraje y la garra visten de blanco.

Ni los árbitros pueden con el Real Madrid (65-59)
Comenzaba el tercer cuarto y de nuevo aparecía la falta de acierto en el tiro, Baskonia se volvía a poner por delante pero Sergio Llull anotaba su primera ‘mandarina’ de la tarde. Se estaban cubriendo de gloria los colegiados dos faltas seguidas a Ayón que se obligaban a irse al banquillo con cuatro, una técnica al banquillo de Laso, no pitando faltas clamorosas a favor del Madrid y coreando el ‘manos arriba, esto es un atraco’ de un Palacio que se comía al equipo arbitral. No iban a poder ni con esas con un Real Madrid que se defendía a base de garra, Hunter machacando desde abajo y Randolph encendido hacían el trabajo que Doncic desde fuera remataba y el partido se iría al último cuarto con una canasta de Carroll de pillo.

Así gana el Madrid (86-82)
Los minutos pasaban y cada vez el Real Madrid acariciaba una importante victoria. Aún así, el rival no hay que olvidar que está en Euroliga por algo y no se iba a rendir tan fácilmente, Beaubois ponía su punto número 14 con un triple que dejaba el 69-66. Inesperadamente llegó el momento ‘caraja’ y dos pérdidas de balón del equipo blanco absurdas llevaron la preocupación a las gradas. Había vuelto Baskonia y el filo de la navaja con el que se jugaba el Real Madrid era muy fino y de nuevo se ponían por delante los de Sito Alonso y Beaubois colaba un triple frontal desde 9 metros que hacía callar al Palacio y Hanga lo remataba tras otra concesión con el rebote, sin duda la gran lacra durante todo el partido.

Final de infarto
Budinger regalaba al Real Madrid una antideportiva que sufrió el pobre Doncic que se retiraba entre aplausos. Gracias a eso, Don Anthony Randolph hacía llegar la locura con un triple que hizo retumbar todo el Palacio. Dos arriba y 34 segundos por jugarse, una defensa buena y un Doncic amarrando el rebote y Randolph anotando los dos puntos que ponían la calma tensa. Tenía que ser Andrés Nocioni quién desde el tiro libre y con apenas seis minutos en pista decidiese el partido que se acabó llevando el Real Madrid y que le devuelve a lo más alto de la Liga empatados con Valencia.

Ahora, sin Euroliga entre semana, el próximo compromiso de los de Laso será ante el Real Betis el próximo sábado.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información