El Real Madrid, imparable en el inicio de la ACB

  • Los blancos consiguen la segunda victoria de la temporada en casa del Bilbao Basket
randolph, madrid, basket, randolph, madrid, basket,
Randolph
Alberto Marcos Alberto Marcos

El conjunto que dirige Pablo Laso tuvo que sudar más de la cuenta en su visita a la cancha del Bilbao Basket pero una gran actuación de Randolph y un buen último cuarto terminaron por decantar el triunfo (80-87).

Segunda victoria de la temporada para el Real Madrid en la ACB, donde de momento cuenta sus encuentros por triunfos. Los blancos visitaron la cancha del siempre complicado Bilbao Basket y tuvieron que realizar un gran último cuarto para lograr el triunfo en un choque al que no entraron con buenas sensaciones.

Le costó al Real Madrid entrar con buen pie al partido y eso lo aprovechó rápidamente al Bilbao Basket para ir tomando una gran ventaja en el marcador. Tanto fue así que hasta que se cumplieron tres minutos de juego los de Laso no consiguieron inaugurar su marcador, lo que suponía un complicado parcial de 10-2. Le tocaba remar desde el inicio a los blancos, que comenzaron a entonarse pero que finalizaron el primer parcial con ocho puntos de desventaja (28-20).

El Bilbao Basket estaba pletórico de confianza y su juego exterior le daba grandes réditos, mientras que al Real Madrid se le hacían cuesta arriba sus ataques. Sin embargo, los blancos se pusieron serios, se encomendaron a Randolph y todo comenzó a funcionar mejor. Tanto, que incluso se llegaron a poner por delante en el marcador por primera vez en el encuentro cuando faltaban cuatro minutos para llegar al descanso. El ritmo de ambos equipos subió y los dos podían correr, algo que propició que el Bilbao Basket se marchara al intermedio con dos puntos de ventaja (45-43).

El juego exterior suponía una auténtica sangría para el Real Madrid, que poco a poco consiguió ir cortándolo en el tercer cuarto. Además, otros jugadores se sumaron a la gran actuación de Randolph, ya que prácticamente él solo sostuvo al equipo en la primera parte. Campazzo y Doncic comenzaron a aparecer y pese a todo los blancos entraron al último parcial dos abajo (62-60).

Todo por decidir, y ahí es cuando apareció el verdadero Real Madrid. Llegaron los momentos clave y los de Laso supieron gestionarlos a la perfección. Mediado este último cuarto, los blancos metieron una marcha más y con un parcial de 0-8 se marcharon en el marcador para tomar una ventaja que el Bilbao Basket ya no conseguiría recortar y de esta manera llegó la segunda victoria, sufrida, pero triunfo al fin y al cabo.

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL