Doncic salvó al R.Madrid en Belgrado

  • Los blancos se impusieron en la pista del Estrella Roja con un triple en el último segundo del esloveno (79-82).
Luka Doncic, basket Luka Doncic, basket
Doncic FOTO: RealMadrid.com
Rubén Gómez Rubén Gómez

El Real Madrid tenía en Belgrado, ante el Estrella Roja, el típico partido trampa. No en vano, los serbios no se jugaban nada en el envite, ya estaban fuera de la próxima ronda de la Euroliga y únicamente la honrilla de poder ganarle a los blancos era lo que les movía en este partido.  

De hecho, la puesta en escena del partido dejó bien claro quién estaba peleando por el factor cancha en los cuartos de final. El Madrid salió con todo y con un parcial de 0-10 empezaba a poner tierra de por medio. Doncic, con la ausencia por lesión de Campazzo, cogía el mando de las operaciones  y le daba rentas cómodas al conjunto blanco (20-27 min.10).

Si el primer cuarto fue claramente dominado por el equipo de Pablo Laso lo cierto es que en el segundo la cosa se igualó. De hecho, los serbios se llevaron el parcial de los segundos 10 minutos de partido por 19-16. El Madrid empezó a fallar más tiros, corrió menos y su zona, sin Tavares, tenía un agujero que un tipo torpón pero grande como Omic empezaba a aprovechar de forma peligrosa (39-43 min.20).

Tras el descanso, las sensaciones del partido se fueron repitiendo en base a lo que ya se había visto sobre la cancha. El Madrid seguía mandando de forma más o menos ‘aseada’, sin embargo, no terminaba de romper el partido. Llegó a tener 10 puntos de renta poco antes de la finalización de este periodo (53-63 min.29), pero no logró ampliarla y entró en el último cuarto, con todo por decidirse con un +7 a su favor (57-64 min.30).

La entrada al último periodo fue un momento de caos para el Real Madrid. Un 13-0 de salida para los serbios devolvía a los aficionados locales a un partido que habían vivido con mucha tranquilidad hasta el momento (70-64 min.32). Un taruguete como Omic, un pivot del montón, empezaba a ser la reencarnación de los mejores ‘centers’ de la NBA por la flojera interior de los de Laso.

El técnico blanco tuvo que parar la sangría con un tiempo muerto que fue salvador. De hecho, un parcial de 0-7 devolvía al equipo blanco al mando del marcador después de que Randle tomara el mando del equipo después de varias pérdidas de balón de un Doncic especialmente cansado (70-71 min.37). Esa reacción de los blancos fue decisiva para afrontar los momentos finales. Un mate de Thompinks ponía al Madrid con cuatro de ventaja a falta de 43 segundos (75-79). A pesar de tenerlo todo de cara, una canasta local y una pérdida de balón de Causeur que finalizó con Mate de Omic ponía el partido en empate (79-79) a falta de seis segundos para el bocinazo final. Luka Doncic asumió la responsabilidad en el cara o cruz y se vistió de salvador para los blancos. El triple sobre la bocina del esloveno le dio el triunfo a un Real Madrid que mantiene intactas sus opciones de tener el factor campo en los play-off para la Final Four. Todo se decidirá en la próxima jornada, la última de la fase regular.


Así ha ganado el Madrid el partido con el triple de Doncic: