El Real Madrid más ofensivo logra un marcador NBA en Euroliga

  • El equipo de Laso se impuso por 111-99 al Valencia en el Palacio.
Mickey Mickey
Mickey ante Valencia Basket
Rubén Gómez Rubén Gómez

El Real Madrid tenía esta jornada uno de esos partidos trampa de los que Pablo Laso siempre desconfía, fundamentalmente porque supone enfrentarse a un equipo español, en este caso el Valencia, con lo que ello supone a nivel de conocimiento del rival en relación a cualquier otro equipo de la competición.

En este caso, los primeros 20 minutos se podrían describir como un culto a la alegría ofensiva. Y es que el Madrid se fue al descanso con 53 puntos (con una proyección de 106 a la finalización del mismo) por los 49 con los que llegó el Valencia (proyección de 98). Unas cifras que hablaban muy bien de lo ofensivo pero fatal de lo defensivo.

El mejor ejemplo de lo bien que lo hizo el equipo de Laso en lo ofensivo lo encontramos en el dato de que todos los jugadores que salieron durante los dos primeros cuartos anotaron como mínimo dos puntos. Se salieron de la ‘normalidad’ el acierto de Randolph (12 puntos con 4 de 5 en el triple) y Causeur (8 puntos en 10 minutos). También Campazzo dejó su sello en varias jugadas con asistencias espectaculares, un total de 6 al intermedio. Incluso Tavares, que siempre sufre ante pivots que se abren para el triple como Dubljevic, llegó con grandes cifras tras los dos primeros cuartos (6 puntos y 4 rebotes). La parte positiva de todo esto era que, sin apenas defender, el Madrid estaba ganando por cuatro puntos y, a poco que mejorara la cosa atrás, se podía (y debía) marchar en el marcador (53-49, min.20).

El tercer cuarto del Madrid fue una continuación de lo que se había visto en los dos primeros cuartos. Los de Laso anotaron 27 puntos en este periodo con un Campazzo espectacular en su faceta de asistencia. De hecho, en este cuarto el argentino repartió 7 asistencias acumulando un total de 13 en los 30 primeros minutos. También fue el tiempo de Carroll, con 10 puntos y un par de triples. El Valencia intentaba aguantar el tirón aunque cada vez estaba más lejos en el marcador (80-70, min.30).

En el último cuarto el Madrid no bajó el pie del acelerador en lo que a la anotación se refiere. Los de Laso llegaron a los 100 puntos a falta de 4 minutos para la finalización del encuentro. El festival de anotación continuaba en ambos sentidos, una buena señal para los de Laso que eran los que llevaban la delantera en el marcador del Palacio. Jordan Mickey y Thompkins fueron los ‘invitados sorpresa’ con sus puntos y rebotes. Al final, los blancos lograron una victoria cómoda (111-99) que mantiene a los de Laso en la parte alta de la clasificación de la Euroliga.