El Real Madrid lo peleó, pero Larkin no le deja levantar cabeza

  • Los de Laso cayeron en casa ante el Anadolu Efes (75-80) en la jornada 20 de la Euroliga en un nuevo recital de la estrella estadounidense (32 puntos) y se quedan a tres victorias del liderato
Llull Llull
Llull, en el Real Madrid-Anadolu Efes.

El Real Madrid consumó su cuarta derrota consecutiva -tercera en la Euroliga- y lo hizo en un partido muy bravo ante el Anadolu Efes (75-80), liderado por la estrella Shane Larkin (32 puntos), en la jornada 20 de la máxima competicion continental. Pablo Laso y sus pupilos fueron a remolque casi todo el choque y acabaron cediendo ante el conjunto turco para quedarse a tres triunfos de ellos, los líderes.

El Madrid cayó en el 'Palacio' por primera vez en la Euroliga desde el 4 de abril del año pasado (Zalgiris) y lo hizo contra los de Ergin Ataman, que cuenta con el jugador más determinante en Europa. Larkin, MVP de la Euroliga en las tres últimas jornadas, demotró que ahora mismo no hay nadie como él en el Viejo Continente. La estrella estadounidense (5/8 en tiros de dos, 5/6 en triples y 7/7 desde la línea de personal) fue letal y ni Campazzo, ni Taylor, ni Causeur, ni Laprovittola lograron parar todos sus recursos ofensivos.

Enfrente, los blancos, con la ansiedad de las últimas tres derrotas, dieron guerra hasta final con Thompkins (15 puntos), el arreón final de Llull (13) y la intimidación bajo tableros de Tavares (6 puntos, 12 rebotes y 3 tapones para 20 créditos de valoración). Rudy volvió después de su lesión -Randolph, uno de los mejores del Madrid esta temporada, es el único que sigue en la enfermería- y estuvo serio, Carroll (1/7 en tiros y -7 de valoración, su peor registro en la Euroligaestá muy lejos de su mejor nivel. El Madrid bailó con la más fea, el Anadolu de Larkin, y acabó cediendo en el tramo final.

Al menos de inicio, el conjunto blanco aprendió la lección de los últimos partidos. El conjunto blanco, con Campazzo a la cabeza en dirección y en la defensa sobre Larkin, salió más intenso, más reconocible y acertado con el base argentino y el ‘gigante’ Tavares imponiendo su ley bajo tableros (14-5, minuto 5). No duró mucho la ventaja porque Larkin, desde el tiro libre, y la irrupción de Pleiss la fueron arañando hasta igualar el marcador al final del primer cuarto (20-20).

La verdadera guerra comenzó en el segundo parcial. El Madrid, con muy buenos minutos de Llull y Mickey; y el Anadolu firmaron un intercambio de canastas de buen nivel con los locales con pequeñas ventajas (32-25, minutos 14), que rápido encontraban respuesta en los visitantes. Los blancos fueron bajando las revoluciones y los turcos, con el ex del Barcelona Moerman como estilete y el castigo constante de Larkin, lo aprovechó para firmar un parcial de 0-7 para finalizar el segundo cuarto y ponerse por delante al descanso (40-43).

Los de Laso salieron más enteros tras el descanso, pero algunas decisiones dudosas arbitrales -el ‘Palacio’ iba entrando en ebullición- y la estrella estadounidense rival no le permitieron terminar de darle la vuelta al marcador (53-53, minuto 24). Thompkins siguió a la suyo para mantener a el Madrid, que seguía vivo de cara al último cuarto (55-59).

El Madrid no le perdió la cara al líder con Llull y Tavares a la cabeza

El Anadolu quiso solventar el duelo por la vía rápida y se apoyó, con razón, en Larkin para seguir haciendo daño (55-64, minuto 33), pero Llull no había dicho su última palabra. El ‘Increíble’ firmó dos triples consecutivos para poner a los suyos a tres a falta de seis minutos, pero el martillo pilón que fue el base estadounidense volvió a despegar a los turcos con un +6 a cuatro minutos del final.

Y cuando todo estaba ya perdido, una canasta de Rudy, tres ‘taponazos’ de Tavares y un triple de Campazzo en un minuto volvieron a apretarlo todo de nuevo en un arreón madridista (72-73, minuto 38). Pleiss, desde el perímetro al final de la posesión, sofocó la rebelión local y Larkin, con cuatro puntos consecutivos tras dos imprecisiones del base argentino en ataque, sentenció con un +8 que el propio Campazzo redujo con un triple al final del partido (75-80).

Cuarta derrota consecutiva del Madrid, tercera en Euroliga, que lo deja a tres triunfos del Anadolu antes de visitar la próxima semana al Maccabi, invicto en casa en la máxima competición continental tras 10 partidos. Los de Laso deben ganar al conjunto israelí -antes se medirán al Baxi Manresa en la Liga Endesa- porque es quinto, que ya no tiene ventaja de campo en los cuartos de final.

FICHA TÉCNICA.

75. REAL MADRID: Campazzo (10), Carroll (3), Deck (6), Taylor (-) y Tavares (6) --quinteto inicial--; Llull (13), Mickey (8), Thompkins (15), Rudy Fernández (8), Causeur (4), Laprovittola (-) y Reyes (2).

80. ANADOLU EFES: Larkin (32), Beaubois (7), Simon (2), Singleton (7) y Pleiss (13) --quinteto inicial--; Balbay (5), Moerman (5), Anderson (3), Sanli (-), Peters (3) y Tuncer (3).

PARCIALES: 20-20, 20-23 (40-43, aldescanso), 15-16 y 20-21.

ÁRBITROS: Belosevic, Radovic y Vilius. Sin eliminados.

PABELLÓN: WiZink Center, 11.338 espectadores.