2021-06-10 23:45:00

Este Madrid se merece un homenaje: victoria de coraje y a la final de la ACB

  • El equipo de Pablo Laso se impuso por 80-77 al Valencia en el partido decisivo de las semifinales de la ACB y disputarán la gran final de la liga.
Tavares Tavares
Real Madrid-Valencia
Rubén Gómez Rubén Gómez


Era la final que daba paso a la gran final. Así se tomaba el Real Madrid el tercer partido de la serie ante el Valencia. Lo dijo Laso en las horas previas y así fue. Tras haber ganado cómodamente el primer partido y haber perdido, sin tener opciones, el segundo, el equipo madridista tenía que hacerse fuerte en el Palacio, ante 1000 fieles aficionados, para volver a estar presente en una nueva final de la ACB. 


Laso arrancó el partido con Alocén, Causeur, Taylor, Garuba y Tavares, es decir, volvía a guardarse a Carroll para batallas futuras. El Madrid empezó bien, solvente en ataque y con varios robos en defensa. 

De hecho, Causeur y Garuba fueron, de largo, los dos mejores del equipo. El francés, anotando, con 8 puntos, mientras que Garuba parecía empeñado en acercarse al doble-doble casi desde el arranque del encuentro (7 puntos y 5 rebotes en los primeros 10 minutos). Gracias a ellos, el Madrid acabó ese primer cuarto con ventaja, 22-18.

La igualdad empezaba a ser la nota predominante del choque. Marcadores parejos, puntos contestados casi de inmediato y apariciones de otros jugadores. En el caso del Madrid, Taylor, un habitual especialista defensivo, también se sumaba a la fiesta de la anotación con 7 puntos. En el Valencia, también todo muy repartido, con Tobey siendo el máximo anotador visitante (37-34, min.18). Al descanso, el equipo de Laso se marchó arriba, pero con mucho trabajo por delante para rematar el pase a la final (42-39)

El tercer cuarto siguió por la misma tónica, eso sí, con el Madrid intentando estirar su renta buscando escaparse en el marcador (59-52, min.25). Llull, a pesar de volver de una lesión, no se amedrentó y tiró sin cortarse un pelo. Eso sí, de los cinco triples que intentó sólo anotó uno, eso sí, también dio cuatro asistencias en ese mismo periodo de tiempo. (59-55, min.30). 

El Madrid arrancó el último periodo intentando romper el partido. Llull volvía a ser protagonista con un triple desde 8 metros que amenazaba con romper el partido. Eso sí, Valencia se agarró al partido y de la mano de Kalinic volvió a meterse en el choque (68-66, min.35).

GARUBA, DECISIVO AL FINAL

El partido entraba en sus dos minutos finales y apuntaba a desenlace de infarto (73-70, min.38). Los de Laso, en el bonus durante muchos minutos, tenían ahí un grave problema. Valencia, a falta de esos dos minutos, sólo contaba con tres faltas, un ejemplo evidente del distinto criterio arbitral. 

En el último minuto apareció Garuba para darle aire al Madrid. Un rebote en ataque del madridista, con canasta y adicional convertido, pusieron a los de Laso con cuatro de ventaja (78-74, min.39). Una ventaja que a los de Laso ya no se les escaparía, especialmente después de que Valencia no anotara y que en el siguiente ataque del Madrid, Tavares lograra otro rebote ofensivo y anotaBa (80-74). Los blancos se llevaron un triunfo de mucho mérito y, con ello, lograron meterse en una nueva final de la liga ACB, ¡honor a este equipo!