Causeur y Lull llevan al Madrid a la final de la Euroliga: victoria espectacular en el Clásico

Los de Laso se impusieron en un final vibrante


Causeur

Causeur




El Madrid regresaba a la Final Four 4 años después. En aquella ocasión también fue en Belgrado, donde logró la décima y quería repetir la historia. Aunque en frente estaba el Barça, que ha dominado la fase regular, pero que le costó eliminar al Bayern un mundo. Sin embargo, los blancos llegaron como un tiro tras barrer al Maccabi.

Los de Laso empezaron muy serios, con una gran defensa y sobre todo secando el tiro exterior de los azulgranas, su gran arma. En ataque, Yabusele aparecía como en sus mejores momentos. Anotando de 3, también de 2, y dando un pequeño margen al Madrid, aunque se llegó al final del primer cuarto con empate a 19.

En el segundo cuarto los blancos se atascaron. Sobre todo en ataque donde no fueron capaces de darle fluidez al juego. Mientras tanto, Mirotic fue creciendo en el partido, acertando desde el triple y logrando que la ventaja superase los 10 puntos.

Pero este Clásico era diferente. Por la cabeza de los merengues no pasaron las derrotas en los duelos anteriores, ni la crisis que habían arrastrado. No se fueron el partido en ningún momento, empezaron a igualar el físico de los culés y Llull y sobre todo Causeur lograron darle la vuelta al marcador, con un parcial de 11 a 26.

Estaban dominando el rebote, una de las grandes claves para la reacción de los blancos. En el último cuarto se avecinaba una gran batalla. Sólo 10 minutos y tan sólo 4 puntos de ventaja en el marcador.

Fabien y Sergi estaban dándole movimiento al juego de los de Laso. Los de Jasikevicius eran incapaces de frenarles y en defensa, bajaron piernas para que no pudieran anotar con tanta fluidez.

Tan sólo los triples de Laprovittola los mantenían en el encuentro. Pero entonces, un robo y 5 puntos seguidos de Causeur, un tapó de Poirier y un triple de Yabusele daban un pequeño estirón.

Se avecinaban unos 2 minutos finales de infarto, y ahí, los blancos demostraron mucha madurez. No les temblaron las manos desde el tiro libre y un rebote ofensivo de Deck y sobre todo otro de Yabusele, certificaron el triunfo del Madrid por 83 a 86.


Los de Laso estarán de nuevo en la final, y se podrán vengar del Efes, que les eliminaron en cuartos la temporada pasada. Pero ambos conjuntos estaban en situaciones muy diferentes, y se avecina otra final espectacular.




DEJA TU COMENTARIO