Gigantes y legendarios: el Real Madrid gana su Liga número 36

El conjunto de Pablo Laso cerró la eliminatoria ante su gente


Real Madrid - Barça

Real Madrid - Barça




El Real Madrid llegaba al Wizink Center con la idea de ganar la Liga Endesa ante su público. Sin Pablo Laso en el banquillo, el conjunto blanco llegaba con un 2-1 en la eliminatoria. Tras ganar el primer partido en Barcelona, perdieron el segundo de manera muy polémica, y ante su gente no fallaron con un contundente 81-66. 

En el cuarto partido, el quinteto elegido por el Real Madrid fue: Causeur, Deck, Hanga, Tavares y Yabusele. El primer cuarto no tuvo muchos puntos (13-10), con un gran Tavares que sumaba 8 puntos ya al poco de empezar el segundo cuarto. 

En este segundo cuarto, el Real Madrid empezó con un parcial de 8-0 que dejó descolocados a Jasikevicius y a su euipo. No tardó ni 2 minutos en pararlo el entrenador de Lituania. El conjunto blanco estaba 21-10, y nada más reanudar el encuentro, triple para poner el 24-10. El Barça reaccionó y marcó 4 puntos seguidos, pero un nuevo triple blanco puso el 27-14. El conjunto catalán enganchó un buen parcial y consiguió reducir la diferencia a 6 puntos. 

Tavares seguía dando ventajas al Real Madrid, y un 2 más 1 que convirtió le dio una ventaja de 9 al Real Madrid. El Barça empezó a castigar al conjunto blanco a base de triples, y con 3 seguidos ajustaron el marcador antes del descanso (34-33). 

El Real Madrid empezó sumando en el segundo cuarto (38-33). Tavares seguía haciendo el trabajo del equipo, pero el conjunto catalán siguió castigando desde la línea de 3. El partido siguió igualado, y llegó al final del tercer cuarto 55-54. 

En el último cuarto siguió todo apretado (65-61) y con el WiZink Center apretando en busca del título. Los madridistas seguían encomendándose a Tavares para meterle brecha al encuentro y seguir por delante.

El Real Madrid aguantó el ritmo anotador del Barça, y consiguió llegar al último minuto 79-70. Un triplazo de Causeur levantó al público del Wizink Center. El Barça no se repuso del golpe y el conjunto blanco acabó ganando el partido 81-74. 




DEJA TU COMENTARIO