El Barça también ‘roba’ a lo bestia en baloncesto: el triple de Mirotic en Belgrado fue ilegal

Los errores arbitrales a favor del Barcelona también son protagonistas en el basket


Mirotic

Mirotic




En todas las secciones, los errores arbitrales a favor del Barcelona están a la orden del día. Aunque parece que estemos más “acostumbrados” a verlos en el fútbol, en el baloncesto también. De esta forma, el conjunto de Saras Jasikevičius ha sido brutalmente beneficiado en su último partido, dándoles el privilegio de conseguir la victoria y auparse a las zonas más altas de la clasificación. Esta jugada será recordada como el triple que nunca debió sumarse al marcador.

El Barcelona estaba contra las cuerdas, tenía el partido casi perdido. A falta de menos de 10 segundos, los blaugranas estaban 3 puntos por debajo en el marcador, pero con posesión. Y es aquí donde se produciría el ‘robo’ de la noche, Cory Higgins subió el balón y conectó con Nikola Mirotic, pero justo en ese momento el ala-pívot pisó la línea lateral nada más arrancar la jugada, la cual terminó con el triple que llevó el partido a la prórroga.

En el tiempo extra el Barcelona se llevó la victoria, pero el encuentro nunca debió llegar a ese punto. El triple de Mirotic debió ser anulado, aunque ningún jugador serbio criticó la acción, y los árbitros tampoco la revisaron. Ante semejante escándalo, la Euroliga no ha tenido más remediado que admitir el error de los colegiados a través de un comunicado. Pero esto ya no sirve de nada, en el casillero de victorias del Barcelona ya está añadida, y quien sabe si será determinante en un futuro.

Una más

El Barcelona, en este caso de Baloncesto, añade una más a su colección de errores arbitrales. Parece increíble que con el sistema de videoarbitraje pasen estas cosas, y así lo reconoció el protagonista, Mirotic: “Estoy impactado, sinceramente Estas cosas no deberían suceder, dado que tenemos tantas cámaras y sistemas para monitorear lo que sucede en la cancha”.

Los propios jugadores del Barcelona han sucumbido a la evidencia. Eso sí, ya no hay vuelta atrás. La pisada de Mirotic pasará a ser una de las imágenes más vergonzosas de esta edición.