El Real Madrid cae derrotado frente al Barcelona en un disputado partido: se decidió en el último cuarto

El conjunto de Chus Mateo no pudo regalar una victoria a su público


Musa y Satoranský

Musa y Satoranský




El Real Madrid saldría a la cancha del Wizink Center con la idea de regalar una victoria a su afición. Durante los primeros minutos se reflejó la igualdad que presuponía el encuentro. Los dos equipos mostraron una gran fluidez en ataque, dejando mates, jugadas de dos más uno y triples. A lo largo de los primeros 10 minutos, la defensa sobre la cancha brilló por su ausencia. En ojos del espectador el primer cuarto fue muy entretenido, aunque para los entrenadores no tanto. De esta forma, nos fuimos al segundo periodo con 26-28 a favor del Barcelona. Destacar los 9 puntos de Yabusele. 

El segundo cuarto arrancó con la misma intensidad. Aunque el Barcelona salió algo más enchufado en la parcela defensiva, haciendo que el Madrid siguiera a su estela en el marcador. Ante esta circunstancia, con 6 puntos abajo, Chus Mateo pidió tiempo muerto. El partido se volvió mucho más físico, anotar se convirtió en una tarea difícil. Pero para Llull no hay imposibles, y lo ha vuelto a demostrar; un triple desde Mahón permitió al Madrid irse al descanso por delante: 44-42. El tercer cuarto seguiría los mismos derroteros, un partido muy parejo y duro en defensa. A lo largo del cuarto, las alternancias en el marcador se volvieron rutina. Pero el Barcelona dio un pequeño tirón en el electrónico. Así, el partido se marchó a los últimos 10 minutos con 57-62 para los culés. 

El Real Madrid debería salir a remontar, en el último cuarto, si quería hacerse con la victoria. Y esto se notó en los primeros minutos, el conjunto de Chus Mateo salió con otra marcha, hasta el punto de igualar el marcador: 62-62. Pero el Barcelona reaccionaría tras un tiempo muerto, llegando a notar dos triples después de sendos rebotes ofensivos, una faceta que le estaba dañando al Madrid a lo largo del partido. Esto llevó a Chus Mateo a parar el partido. Pero esto no causó efecto y el Barcelona terminó de cerrar el partido. De esta forma, el Real Madrid caería derrotado por: 78-87. Tavares y Yabusele los mejores del conjunto blanco. 

Mirar hacia delante

Esta derrota no debe hundir al equipo, todo lo contrario. El Real Madrid sigue muy vivo en todos sus objetivos, la fase regular de la ACB es muy larga. Ahora toca seguir trabajando y prepararse para lo que viene. El partido ha sido muy disputado hasta el final, pero el Barcelona ha estado más acertado en los minutos finales. 

Próxima parada del equipo: Maccabi. Al conjunto de Chus Mateo le toca disputar una nueva jornada de Euroliga. Esta vez será en el día de reyes, también en el Wizink Center, que mejor regalo de sus majestades de Oriente que una victoria en casa. Una oportunidad para redimirse de la derrota en el clásico y mirar hacia delante.