El actor, José Luis Gil, gran aficionado madridista, ha sufrido un infarto cerebral

El conocido actor y aficionado madridista recibió el alta y continuará su recuperación en centros especializados


José Luis Gil

José Luis Gil




Lo primero que ha querido hacer José Luis Gil al llegar a su domicilio ha sido mandar un mensaje de tranquilidad y agradecimiento a todos aquellos que han estado preocupados por él durante estas semanas. “Empieza un periodo clave, de trabajo y esfuerzo, en el que la tranquilidad, es muy importante”, destaca el comunicado emitido por Mediaset a petición de la familia.

Paso a paso

Para ello, José Luis Gil y sus familiares “quieren agradecer todas las muestras de cariño y afecto que están recibiendo, y solicitan a los medios de comunicación y a sus seguidores que sean respetuosos como siempre lo han sido”.

Tras ser ingresado de urgencia el Hospital Nuestra Señora del Rosario, en Madrid, por un ictus isquémico agudo hemisférico izquierdo, también conocido como infarto cerebral, el actor ha permanecido hospitalizado hasta el 26 de ese mes. 22 días después, José Luis Gil recibía el alta médica y comenzaba la etapa de recuperación.

Este proceso lo llevará a cabo en centros especializados y en su propio domicilio, tal y como explica el comunicado emitido por Mediaset.

Actor afamado y aficionado del Madrid

José Luis Gil es conocido en el panorama televisivo español por interpretar al personaje de Juan Cuesta en la serie Aquí no hay quien viva, y a Enrique Pastor en La que se avecina. Con estas dos series, entre otras participaciones, entró por todos los televisores de España y se convirtió en uno de los rostros más reconocibles del mundo de la televisión.

También ha trabajado como actor de teatro y de doblaje, pero si por algo destaca José Luis Gil, es por ser un madridista acérrimo. En alguna ocasión ha acudido a programas de tertulias para debatir sobre la actualidad y dar su punto de vista.

En una entrevista para el diario As en 2014, meses antes de la final de Lisboa entre el Real Madrid y el Atlético, hablaba así de la posibilidad de cruzarse con los rojiblancos en la Champions: “Supongo que rogarán para que eso no suceda, porque entonces ¿qué tendrán que hacer? No sé, quizá sacar a los 300 espartanos aquellos que lucharon contra los persas”. Al final no hubo espartanos y la Décima llegó a las vitrinas del Bernabéu.




DEJA TU COMENTARIO