La mujer de Rüdiger lleva una vida misteriosa y entre el anonimato

El alemán es el gran deseo para reforzar la zaga blanca


Rudiger y su mujer

Rudiger y su mujer




Poco sabemos de esta joven, más allá de que tiene 28 años, es alemana, y que se casó con el futbolista que actualmente milita en el Chelsea. Y es que, al contrario de lo que viene siendo habitual hoy en día, prefiere mantenerse en un segundo plano, en el anonimato.

Si en las últimas semanas, Antonio no ha dejado de acaparar titulares, debido al interés que han puesto en él diferentes equipos como el PSG, el Tottenham o el Real Madrid, su mujer no aparece en redes sociales, tampoco en las apariciones públicas del futbolista.

De hecho, tal y como publican nuestros compañeros de Don Balón Rosa, no se la suele ver por Stamford Bridge, ni tampoco en las cenas de vestuario que de vez en cuando suele organizar el conjunto londinense. Es todo un misterio en Inglaterra, y si llega a España, seguirá por el mismo camino.

Y es que de su vida privada sólo se conoce que tiene dos hijos con Rudiger. Un niño llamado Djamal, y una niña que tiene como nombre Aaliyah. Poco más se sabe de ella, ni siquiera a qué se dedica.

Acostumbrados a otras parejas de futbolistas como Georgina (Cristiano Ronaldo) Sandra Garal (Asensio) o Sofija (Jovic), que prácticamente narran a diario su vida por redes sociales, Laura se distancia totalmente de ese modelo, estando a la sombra de los focos.

El deseo del Real Madrid

La temporada pasada, el Madrid tenía dos nombres en la agenda para ocupar el puesto de 4º central. Por un lado Koundé y por otro Pau Torres. Pero el del Sevilla será una opción demasiado cara y el del Villarreal está teniendo un pobre rendimiento este curso.

Por eso el gran deseo es Rudiger. Defensa con experiencia, en un equipo campeón de la Champions, pero también con su selección, que al terminar contrato llegará libre. Un negocio redondo, que repetiría los pasos de Alaba.




DEJA TU COMENTARIO