Una ex jugadora del Barça denuncia abusos contra ella dentro del equipo catalán

Gio Queiroz ha denunciado "abusos" y "violencia machista" de su pasado en el Barça.


Gio Queiroz

Gio Queiroz




Gio Queiroz se ha atrevido a denunciar una situación, para nada fácil, que ocurrió en su pasado como exjugadora del FC Barcelona Femenino. La brasileña lo ha redactado en un extenso comunicado oficial sacado en su Twitter y ha retratado el trauma que le quedó en la Ciudad Condal.

"Estimado Presidente. No ha sido fácil llegar a este punto. Fueron muchos meses de angustia y sufrimiento. A pesar de todo lo que he pasado hoy me siendo capaz de denunciar conductas abusivas que sufrí dentro del fútbol femenino de FC Barcelona...", empezó escribiendo en su carta reflejada a través de su perfil de la citada red social.

"No se puede aceptar ni tolerar la cultura del acoso y la violencia machista contra las mujeres. La gran mayoría de los agresores utilizan su poder dentro de las corporaciones para subyugar a sus víctimas, incluidas las más vulnerables, como son las jóvenes menores de edad", siguió comentando Gio sobre ese pasado en el Barça Femenino.

"A partir de ese momento comencé a recibir un trato distinto dentro del club. Primero recibí indicaciones de que jugar con la selección brasileña no sería lo mejor para mi futuro dentro del club, A pesar del desagradable y persistente acoso, no le di mucha importancia al asunto. Comenzaron a realizarse otros mecanismos de presión. Me estaban acorralando de manera abusiva para que renunciara a defender a la Selección Brasileña. Se utilizaron métodos arbitrarios con el claro objeto de perjudicar mi vida profesional dentro del club".

Confinamiento ilegal en febrero de 2021

También explica que en el mes de febrero de 2021, a contravoluntad, fue obligada a realizar un confinamiento ilegal por parte del jefe de los servicios médicos del club: "Me encerraron ilegalmente y no pude salir de casa. No podía entrenar ni tener una rutina normal. Estaba devastada. Me llamaron a una reunión con el director el club. Fui acusada de haber cometido un una grave indisciplina y que, por ello, sería apartada del equipo y sufriría graves consecuencias. Me quedé completamente en shock".

"Entré en pánico. Temí por mi futuro. Volví a casa completamente destrozada. Lloré muchas veces. Sentí un enorme vacío. No tenía fuerzas para luchar por mis derechos. A partir de ese momento mi vida cambió para siempre. Estuve completamente expuesta a situaciones humillantes y vergonzosas durante meses. Con el paso del tiempo el abuso y la violencia psicológica se hibieron más intensos y destructivos. La mujeres merecemos respeto y dignidad", apuntilló acerca de la situación vivida.




DEJA TU COMENTARIO