El Real Madrid Femenino gana al Rosenborg y se mete en la fase de grupos de la Champions

Las chicas de Alberto Toril jugarán la fase de grupos de la UEFA Women's Champions League


Real Madrid femenino

Real Madrid femenino




El equipo dirigido por Alberto Toril estará, por segundo año consecutivo, en la fase de grupos de la UEFA Women's Champions League tras imponerse al Rosenborg en el global por 5-1.

El cuadro noruego salió a por todas desde el primer minuto de juego y propuso un encuentro de ida y vuelta al Real Madrid Femenino, que también se fue en busca del gol para sentenciar la eliminatoria.

Del intercambio de golpes inicial salió beneficiado el Rosenborg, que marcó el 0-1 en el minuto 8. Emilie Nautnes aprovechó un balón dentro del área para rematar libre de marca y meter el miedo en el cuerpo a las blancas.

El Real Madrid Femenino se fue al ataque tras este primer tanto y buscó el empate de todas las formas posibles aunque no estuvieron acertadas de cara a portería en los primeros 45 minutos.

Por su parte, el Rosenborg intentó aprovechar las contras para generar peligro y meterse de lleno en la eliminatoria pero las noruegas tampoco tuvieron suerte cuando se acercaron al área de Misa.

En la segunda mitad, el Real Madrid Femenino dio un golpe sobre la mesa marcando el empate y poniendo tierra de por medio en la eliminatoria. Caroline Weir devolvió la tranquilidad a las gradas al batir a la portera visitante.

El empate de Weir obligó a las noruegas a dar un paso al frente y eso hizo que apareciesen huecos en la defensa del Rosenborg. Las madridistas lo vieron claro y aprovecharon para generar peligro.

El premio llegó en el minuto 61. Una contra liderada por Caroline Weir acabó en los pies de Athenea, que se fue de la zaguera del Rosenborg y marcó el 2-1 con un poderoso zapatazo.


El tanto de Athenea hizo mucho daño al Rosenborg, que bajó los brazos y se limitó a esperar el final del encuentro. Las blancas siguieron buscando la meta contraria pero con menos insistencia y sin fortuna de cara a portería hasta el pitido final.




DEJA TU COMENTARIO