" /> ?>

El Castilla cae ante el Marino y aplaza su pelea por el ascenso

  • Los de Raúl González perdieron ante el conjunto asturiano (1-0, gol de penalti de Alex Arias) en el impracticable estadio Municipal de Miramar en la jornada 21 del grupo I de Segunda B
Raúl González Raúl González
Raúl, técnico del Real Madrid Castilla.
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid Castilla, tras dos jornadas sin conocer la derrota, volvió este domingo a la senda de la derrota ante el Marino de Luanco (1-0) en el impracticable estadio Municipal de Miramar en la jornada 21 del grupo I de Segunda División B. Raúl González y sus pupilos no pudieron imprimir su ritmo y un penalti en el primer tiempo que transformó Alex Arias fue definitivo para su derrota, que les deja a ocho puntos del ‘play-off’ de ascenso y con uno solo de ventaja sobre el descenso -cuatro sobre el descenso directo-.

El duelo fue una auténtico ‘guerra de guerrillas’. El césped, en muy mal estado, dificultó enormemente el desarrollo del partido, más aún para los blancos, acostumbrados a jugar al toque y de forma más vertical. Los dos equipos jugaron rápido, sí, pero con pelotazos en largo porque era ‘misión imposible’ dar más de cuatro pases seguidos.

De hecho, Saha pudo adelantar al Mariano en el tramo inicial, pero falló en el control por el mal terreno de juego, los defensores rivales le encimaron y Belman acabó desviando su débil disparo. Entonces el Castilla despertó, se fue adaptando al terreno de juego y se lanzó al ataque desde los costados. Así tuvo la más clara por medio de un central que un defensor desvió hacia su propia portería y que obligó a Javi Porrón a intervenir.

Los de Raúl jugaban sus mejores minutos, pero vino el duro golpe con el penalti de De La Fuente pasada la media hora. El canterano madridista se resbaló y cometió una pena máxima que Alex Arias transformó engañando a Belman. Los blancos continuaron buscaron la portería rival, pero no encontraron ninguna acción clara antes del descanso.

El choque continuó muy trabado en la segunda mitad y el Castilla tiró hacia delante como podía, pero sin sus armas habituales. Enfrente, el Mariano lo fio todo al balón parado y a jugadas aisladas para abrir brecha en el marcador, pero Belman estuvo muy atento en todo momento. El conjunto asturiano supo replegarse muy bien y no concedía absolutamente nada.

Los disparos lejanos parecían una gran opción para los blancos y Martín Calderón lo intentó, pero Javi Porrón volvía a desviar, no sin dificultad, su tiro. El primer filial se quedaba sin tiempo y los balones largos para que Pedro se peleara con los defensas no surtieron ningún efecto. El Castilla perdió y ya mira al duelo de la próxima semana ante la Peña Deportiva, cuarto clasificado, que marca el ‘play-off’ de ascenso.