2021-07-13 21:55:00

La dura historia de Iago, el canterano estrella del Madrid al que comparan con Modric y Messi

  • La gran estrella de la cantera blanca no lo pasó nada bien y, antes de fichar por los blancos, se partió la pierna en una accidente de monopatín.
Paulo Iago Paulo Iago
Paulo Iago
DefensaCentral DC DefensaCentral DC


Paulo Iago es la joya de la cantera del Real Madrid. Sólo tiene 14 años pero en Valdebebas tienen muy claro que este joven centrocampista lo tiene todo “para llegar a la élite”.


Eso sí, a pesar de que en estos momentos la vida le sonríe, Iago ha pasado momentos muy duros.

Sin haber cumplido los cuatro años, Iago se rompió la tibia y el peroné en un desafortunado accidente con el monopatín. Por suerte, el contratiempo no le dejó secuelas y, aunque cuando volvió a jugar todavía cojeaba un poco, superó la lesión sin mayores contratiempos.

Fue el primer golpe que la ‘vida del futbolista’ le tenía preparado a Iago que, sin embargo, convenció a los ojeadores del Real Madrid con verle jugar durante cinco minutos.

Con cinco años, Paulo Iago militaba en la Escuela de Tecnificación Estrella de Madrid y coincidió con Roberto Rojas, un ex jugador del Real Madrid que, rápidamente, se quedó ‘loco’ con el juego de aquel ‘niño maravilla’.

EL MADRID LE FICHÓ EN 5 MINUTOS

Rojas vio tanto potencial en Paulo que, tras hablar con su padre, se puso en contacto con el Director de captación del Real Madrid.

"Organizamos un partido para que viera al chaval. Lo vio entero, pero nos dijo que a los cinco minutos casi se va porque ya lo había visto todo", recordó Rojas hace pocos meses. Dicho y hecho. Días después, Paulo Iago ya estaba jugando en el prebenjamín del Real Madrid.

A Iago lo comparan tanto con Modric como con Messi. Del primero dicen que tiene los gestos del gran centrocampista, con presencia en el área rival mientras que del argentino, además de su zurda, destacan su golpeo, capacidad goleadora y elegancia. El Real Madrid tiene una futura estrella que, si todo va normal, podría no tardar muchos años en tocar la puerta del primer equipo.