La cláusula de rescisión millonaria que tendrán las galácticas del Real Madrid femenino

  • El club blanco ha acordado con sus jugadoras más importantes una cantidad de 25 millones de euros para evitar su adiós
Florentino, Real Madrid femenino, jugadoras Florentino, Real Madrid femenino, jugadoras
Florentino Pérez y varias jugadoras del Real Madrid.
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid ya es presente y futuro del fútbol femenino. El club blanco, una vez ha absorbido el Tacón, tiene grandes objetivos en mente y, a tenor de lo visto en los últimos días, está dispuestos a cumplirlo cueste lo que cueste.

Una vez el equipo ha logrado asentarse en la Liga Iberdrola después de su ascenso, el club que preside Florentino Pérez ya ha puesto en marcha la maquinaria para ir más allá y poder pelearle el título doméstico al Barcelona, por qué no, desde la próxima temporada.

El Madrid mantiene a David Aznar, que aterrizó hace dos años para conseguir el ascenso y ahora la permanencia, como entrenador, mientras que cinco de las grandes estrellas del equipo (Asllani, Jakobsson, Kaci, Malena Ortiz y Thaisa Moreno) también continuarán.

A su vez, Osinachi Ohale, Ainoa Campo, Marina, Ana Valles, Patri Carballo y Esther abandonan la disciplina madridista, mientras que la lista de objetivos es bastante amplia y el club blanco hará un gran esfuerzo económico para firmar a varias de ellas. (¡El R.Madrid femenino sigue fichando y la idea es que lleguen a jugar en el Bernabéu!)

Con Misa Abelleira (ex del Deportivo), Maite Oroz (ex del Athletic) y Olga Carmona (ex del Sevilla) ya fichadas, el Madrid ha puesto el punto de mira en Ivana Andrés y Eva Navarro (Levante), Damaris (Athletic), María Méndez (Deportivo), Catalina Coll (Sevilla), Berta Pujadas (Valencia) y Marta Cardona, Lucía Rodríguez y Nahikari García (Real Sociedad).

Lógicamente, Ana Rossell, directora del equipo, no podrá firmar a muchas de ellas, pero el proyecto es muy ambicioso y solo hay que ver las cláusulas de rescisión de unos 25 millones de euros que van a ponerlas, tal y como ha informado El Confidencial. Así, las jugadoras tendrán tiempo de adaptarse y no habrá peligro ante el interés de otros clubes.