Uli Stielike, el 'panzer' del Real Madrid

  • DC repasa la carrera de algunos de los mejores jugadores madridistas de la historia
Carlos Carrasco- El reportaje
Carlos Carrasco- El reportaje Carlos Carrasco- El reportaje

En los a帽os 70 el Real Madrid se germaniz贸. Un pu帽ado de jugadores de la escuela alemana llegaron a la entidad madridista con la intenci贸n de imprimir al equipo el fuerte y ganador car谩cter teut贸n. Los Breitner Netzer y compa帽铆a son los representantes madridistas de la escuela teutona . Todos ellos futbolistas de clase, en茅rgicos y competititivos, pero quiz谩 uno de ellos cal贸 m谩s hondo que el resto. Nos estamos refiriendo a Uli Stielike. El ‘panzer' alem谩n del Real Madrid.

Ullrich Stielike naci贸 en la localidad alemana de Ketsch el 15 de noviembre de 1954. Desde bien joven destac贸 por su entrega y su compromiso incondicional. Tambi茅n por su tremenda fuerza y su indomable car谩cter. Sus primeros partidos los jug贸 en el equipo de su ciudad natal el SpVgg Ketsch . En 1973 ficha por el Borussia Moenchengladbach y all铆 madura como futbolista. En ese equipo completa una racha triunfal de tres Bundesligas consecutivas entre los a帽os 75 a 77 en las que hay que sumar la Copa de la UEFA de 1975.

En esa, el Real Madrid busca un centrocampista ‘pulmon' con capacidad para sumarse al ataque. Suenan los nombres de Wimmer y Kevin Keegan, pero finalmente es Stielike el jugador que m谩s gusta a Bernab茅u y a los t茅cnicos. Los blancos pagan 48 millones de pesetas para hacerse con sus servicios, una cantidad bastante elevada para la 茅poca.

Un ‘tanque' incansable

Uli llega en un momento dif铆cil , el delicado estado de salud del presidente blanco, la salida de Miljanic despu茅s de la primera jornada de Liga y su fama de jugador propenso a las lesiones ( de hecho, se perdi贸 cinco partidos del arranque liguero) hacen presagiar un mal paso por la plantilla madridista por parte del alem谩n. Nada m谩s lejos de la realidad, Luis Molowny con su habitual tranquilidad supo sacar lo mejor de Stielike. la intensidad de este completo centrocampista era dif铆cilmente igualable y su esp铆ritu de lucha contagi贸 al equipo.

"La se帽al inequ铆voca de que he jugado bien es que he salido del campo agotado", sol铆a decir cuando se le preguntaba por su rendimiento. Aquel a帽o se gan贸 la Liga y la temporada siguiente se repiti贸 t铆tulo ya con Boskov en el banquillo.

Stielike era un jugador incansable. Capaz de estar corriendo durante los 90 minutos del choque. Sin desfallecer, sin escatimar esfuerzos. En su tercera temporada, tercer t铆tulo de Liga consecutivo y una sensaci贸n de que Uli era un futbolista importante permanec铆a en la grada del Santiago Bernab茅u. Sus asaltos a la Copa de Europa no tuvieron el resultado deseado.

En 1980 el Hamburgo elimin贸 al Madrid con un inapelable 5-1 en el partido de vuelta, mientras que al a帽o siguiente se pierde la Liga 80-81 ante la Real Sociedad y se cae derrotado en la llamada ‘final de los Garc铆a' frente al Liverpool. A partir de ah铆 los 茅xitos dejaron de llegar , pero Uli siempre fue considerado como uno de los jugadores m谩s queridos por el madridismo. Pese a que a煤n le quedaban a帽os de buen f煤tbol , Ram贸n Mendoza prescindi贸 de sus servicios cuando lleg贸 a la presidencia en 1985. Era el momento de dar paso a una nueva generaci贸n.

Es inevitable hablar de Stielike sin hacerlo de Juanito. Eran dos futbolistas muy pasionales que en no pocas ocasiones se dejaban llevar por sus emociones. As铆 ambos chocaron en dos ocasiones. La primera en la final de la Recopa de 1983 , cuando el alem谩n acus贸 a Juan G贸mez de ‘chup贸n. La segunda fue m谩s grave. El 5 de marzo del 86 cuando Stielike ya militaba en el Neuchatel en un partido entre el conjunto suizo y el Real Madrid, Juanito escupi贸 al alem谩n tras una acalorada discusi贸n. La acci贸n acarr茅贸 sanci贸n para Juanito, pero no acab贸 con el profundo respeto que se profesaban ambos jugadores.

Stielike consigui贸 51 goles en 310 partidos oficiales con la camiseta del Real Madrid. En todos ellos dej贸 muestra de su entrega, su garra y su potencia . Despu茅s continu贸 jugando en equipos como el mencionado Neuchatel, mientras que en los banquillos ha entrenado en Suiza, Alemania o Catar. Pero Uli siempre ser谩 recordado como el ‘panzer' del Real Madrid.