Ir a versión clásica Ir a versión móvil
31 diciembre 2016

La 'flor' que no deja que la culerada vea el 'bosque' madridista

  • La prensa barcelonista cerró el año justificando la superioridad merengue con su supuesta 'suerte'
La plantilla mantea a Zidane La plantilla mantea a Zidane
En Barcelona no han reconocido que el Madrid fue el mejor del año
El Infiltrado El Infiltrado

Saludos, amigas y amigos de DC. Aquí, desde mi guarida madridista, os haré llegar a todos vosotros todo lo que se dice y se habla del Real Madrid por estas tierras. Desde los medios de comunicación de Cataluña acusan a lo que ellos llaman 'la Prensa Mesetaria' de hacer todo lo posible para intentar desestabilizar al Barcelona. Yo os voy a demostrar que lo que se dice aquí del Real Madrid poco o nada tiene que ver con el seny del que tanto presumen los culés. Este lunes iniciamos el repaso semanal con la primera entrega de todo lo que está diciendo la prensa culé sobre el Real Madrid. No tiene desperdicio...

1. Con el argumento sobre la suerte hasta el último momento

Justo en el parón navideño del pasado año, Zinedine Zidane asumió el banquillo del Real Madrid, el 4 de enero de 2016, en sustitución de Rafa Benítez. Su experiencia como técnico se limitaba a asistente de Carlo Ancelotti en el Real Madrid (2013/14) y entrenador del Real Madrid Castilla (2014/15).

Debutó en el Santiago Bernabéu, con un 5-0 al Deportivo (11 de enero de 2016). Varias jornadas después recibía el primer varapalo (0-1 en el derbi ante el Atlético), del que se resarcía cinco jornadas después ganando el Clásico en el Camp Nou, 1-2. Luchó por el título de Liga hasta la última jornada, pero al final no pudo superar al Barça , campeón.

La fortuna le acompañó en la Champions League. Sufrió para superar al Wolfsburgo en cuartos (perdió 2-0 en la ida y ganó 3-0 en el Bernabéu, con hat-trick de Cristiano Ronaldo). Sufrió también en las semifinales ante el Manchester City, clasificándose con un gol en propia puerta de Fernando y dando pie a hablar de la ‘flor’ de Zidane como entrenador, leyenda que ha ido en aumento, culminando con la victoria en la final ante el Atlético en la tanda de penaltis.

Y en esta Liga la’flor’ de Zidane sigue jugando un papel importante y le mantiene líder con tres puntos de ventaja sobre el Barça y un partido menos. Ha redondeado su ‘resultadista’ año con la Supercopa de Europa, ante el Sevilla, y el Mundial de Clubs, de muy floja calidad futbolística.

El Real Madrid termina el año con Cristiano Ronaldo presumiendo de Balón de Oro, un premio discutible, inmerso en problemas con Hacienda por supuestamente ocultar 150 millones en paraísos fiscales y con una superoferta de China: 300 millones de euros para el Madrid y casi 150 de ficha anual.

Respuesta del Infiltrado: ¡Cuánto le cuesta a los barcelonistas reconocer la realidad cuando el Real Madrid es mejor que ellos! ¿Tan complicado es decir que el club blanco fue mejor que el Barcelona durante el 2016? Pues no, pero para la culerada es casi una misión imposible. La evidencia de los datos están ahí, ya que los de Zidane ganaron Champions, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes; mientras que ellos se llevaron la Liga, la Copa del Rey y la Supercopa de España. A lo que hay que añadir el gran comienzo de Liga del Real Madrid y la irregular trayectoria del Barça en los primeros meses de la temporada 2016/17...

2016 fueron 365 días. Y en ellos cada equipo disputó más de 60 partidos. Muchos como para pensar que las casualidades fueron la clave para que unos u otros lograron títulos gracias a la suerte. Pero en la prensa culé siempre están dispuestos a desafiar a la lógica y a aliarse con el absurdo. Por eso el 31 de diciembre hicieron un balance del año del Real Madrid y lo resumieron de forma muy sucinta: "la flor de Zidane".

Así que tres títulos internacionales (los más importantes), un liderato en la Liga y solo dos derrotas en el año se debieron a la suerte. Tan simple como eso. Así son ellos, sencillos como el mecanismo de un chupete. Por eso no han querido mencionar que en los dos Clásicos que se jugaron en el Camp Nou en 2016 su Barcelona fue incapaz de ganar alguno o que los blancos ganaron la final de la Champions al equipo que les había eliminado a ellos en los cuartos de final.

Pero si ellos son felices empezando 2017 con la idea de que todo es cuestión de que al Real Madrid se le acabe la suerte, mejor que mejor. Así estarán con la guardia baja cuando toque jugar los partidos clave de la temporada y tengan enfrente al actual campeón de Europa. Porque el mayor error que se puede cometer es minusvalorar y despreciar al rival, que es lo que exactamente lo que ellos están haciendo con el equipo blanco. Son incapaces de reconocer sus numerosos méritos y de admitir su inferioridad, así que su soberbia acabará siendo una vez más su perdición.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información