Ir a versión clásica Ir a versión móvil
04 febrero 2017

¡Basta ya! Otro culé-arbitraje vergonzoso

  • El jugador culé debió haber sido expulsado ante el Athletic de Bilbao...pero se fue de rositas.
Falta de Piqué Falta de Piqué
Falta de Piqué
Rubén Gómez Rubén Gómez

Un día más en la oficina. Así podría describirse lo que ha vuelto a pasar en el Camp Nou con un árbitro cobarde, en este caso de nombre González González, que no ha tenido narices de expulsar al quejica arbitral número 1, Gerard Piqué

El jugador catalán se ha vuelto a salir con la suya una vez. Esta vez no hablará ni se quejará de los árbitros porque le han ayudado, como le pasa siempre. Piqué se ha librado de la expulsión en el partido ante el Athletic de Bilbao por ser quién es. El colegiado González González no ha querido ser el centro de los ataques de los catalanes y, cuando tenía que actuar con justicia, se ha borrado del mapa ¡Y luego tenemos que aguantar que los culés se quejen de los arbitrajes! ¡Indignante!

Piqué, perdonado

Vamos por partes. Piqué vio una clarísima tarjeta amarilla en el minuto 22 del partido ante el Athletic por un agarrón escandaloso sobre Raúl García muy cerca de la frontal del área. Fue tan clara y evidente la jugada que hasta este penoso árbitro tuvo que cumplir con su trabajo, es decir, sacarle al catalán la amonestación que le dejaba ya apercibido de una expulsión para el encuentro.

Una expulsión que debió haberse producido en la recta final de la primera mitad. Piqué derribó claramente a Laporte en el pico del área del Barcelona. Una falta muy clara que, con un colegiado ecuánime, sincero y con dos dedos de frente hubiera terminado con el defensa del Barcelona en la ducha por segunda tarjeta amarilla y la consiguiente expulsión.

¿Qué fue lo que hizo González González en esa jugada en la que se ponía a prueba su nivel como árbitro? Meter la pata. Es algo que suele suceder cuando está el Barcelona sobre el terreno de juego, ese miedo a pitar en contra de los catalanes viene haciendo mella en todos los rivales y, a la larga, siempre termina siendo el jugador número 12 de los culés. Más allá de que juegue Messi, Neymar, Suárez o Alcácer parece que lo verdaderamente importante es que el árbitro de turno pite siempre a favor de los azulgranas. Con esa norma cumplida, lo demás ya sobra porque todos sabemos lo que va a terminar pasando.

Arbitrajes pro-culés a diario

Lo que es penoso, más allá de las jugadas que favorecen de forma sistemática al Barcelona, que son tan descaradas que da hasta vergüenza verlas, es que nadie dentro de los medios de comunicación lo denuncia. Es increíble cómo en la prensa de Madrid se dejan pasar por alto todo este tipo de atropellos arbitrales que sufren los rivales de los culés. Da igual que te llames Real Madrid, Atlético, Sevilla, Fuenlabrada o Escalerillas porque todos van a sufrir un arbitraje contrario ante el Barcelona. Es la norma de la casa.

¿Os imagináis si el Real Madrid tuviera un trato arbitral similar al que tiene el Barcelona lo que se diría? Saldrían los nombres de Franco, el gobierno y el centralismo pronunciados por los ‘paletos’ engañados de toda la vida. Y es que por repetir una mentira muchas veces ésta no se convierte en realidad. Lo que es una verdad como templo es que el Barcelona es el equipo más ayudado por los árbitros en la historia del fútbol mundial ¡Y CADA DÍA HAY MÁS EJEMPLOS QUE LO DEMUESTRAN!


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información