Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La 'robomontada' hizo al Barça campeón... ¡de la chulería!

  • Neymar o Mathieu, ejemplos de bocazas que no saben ganar
Neymar se chuleó así del PSG Neymar se chuleó así del PSG
El vestuario culé ha demostrado que no saben ganar
El Infiltrado El Infiltrado

Se suele decir que en el fútbol los resultados lo son todo. Pero en realidad esto no es así. En el deporte también es fundamental demostrar unos valores de convivencia y de respeto hacia el rival e incluso hacia uno mismo. Y el Barcelona está demostrando estos días que es un club que además de no saber perder tampoco sabe ganar.

Para los culés el 6-1 al PSG del pasado miércoles pasará a la historia como una de sus mayores hazañas. De hecho, están en cuartos de final de la Champions League y eso es lo verdaderamente importante. Pero en el fútbol el fin nunca puede justificar los medios y el vestuario culé está demostrando una falta alarmante de integridad y educación. Ya no solo por el hecho de haberse ayudado de un arbitraje infame y encima reconocerlo y jactarse de ello, sino también por estar estos días faltándole el respeto y humillando al PSG en una alarde repulsivo de prepotencia y mala educación.

Evidentemente el 4-0 de la ida les escoció y les dejó tocados. Y también les molestó que Rabiot y Kurzawa celebraran el resultado en las redes sociales recordándoles la goleada. Es algo totalmente lógico. Así que tenían mucha rabia contenida y la demostraron en el partido de vuelta para lograr la remontada. Y partir de ahí tenían dos caminos a seguir: dejar simplemente que su fútbol hablará por ellos y respondiera a sus rivales o rebajarse a su nivel y hacer exactamente lo mismo que estos jugadores del rival. Y al final se decantaron por la segunda opción.

Comportamiento lamentable tras el partido

Así que resulta realmente patético ver cómo jugadores como Neymar o Mathieu han dedicado las últimas horas a chulearse y a faltar el respeto a sus rivales. En especial el brasileño, que no solo hizo un montaje de la mencionada foto de Rabiot y Kurzawa, sino que en las últimas horas también compartió una foto suya llevándose el dedo índice a los labios. Una instantánea que muchos interpretan como otra respuesta al gesto de Di María mandando callar al Camp Nou tras el 3-1 de su compañero Cavani.

Feos gestos a los que hay que unir la 'peineta' de Mathieu. El francés sacó el dedo a pasear en la instantánea de la celebración del Barcelona en su vestuario y después intentó justificarse asegurando que se había publicado esa foto de forma errónea. Pero lo cierto es que no tienen nada que explicar, porque han demostrado que además de alegrarse por 'robar' al PSG también han decidido celebrarlo de una forma prepotente y chulesca.

Además, que nosotros sepamos el miércoles no se llevaron ningún trofeo para ponerlo en sus vitrinar. Siguen con los mismos títulos. Porque en el fondo su 'robomontada' solo ha servido para clasificarles para los cuartos de final de la Liga de Campeones. Un premio muy escaso si se tiene en cuenta lo que han perdido de cara al mundo: su prestigio y su buena imagen. Porque tuvieron la oportunidad de quedar como unos señores tras el 6-1 y no responder fuera del campo al PSG. Pero en lugar de eso recurrieron a la opción más barriobajera y demostraron que hoy por hoy sí pueden considerarse los campeones de algo: de la chulería.


 

Shhh... @gagamilanoworld #gagamilano

Una publicación compartida de Nj

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información