Ir a versión clásica Ir a versión móvil
01 septiembre 2017

La sucia patada de Suárez…¡y encima hace teatro!

  • El delantero del Barça casi lesiona a Otamendi y además de todo, no fue ni expulsado y se retiro lesionado, cuando era mentira
Luis Suárez, Uruguay Luis Suárez, Uruguay
Luis Suárez junto a Otamendi tras su entradón
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

Luis Suárez volvió a hacer de las suyas en un campo de fútbol. Ante Argentina forzó para jugar y dejó su sello en forma de entradón contra la tibia de Otamendi, una entrada que dejó al defensa retorciéndose de dolor y a Suárez sin expulsión y aparentemente 'lesionado', algo que se confirmó que era falso.

No se le veía desde que en el Bernabéu cayó lesionado en la humillación que el Real Madrid le propició al Barcelona. Luis Suárez en principio estaría cuatro semanas de baja por lesión pero 'milagrosamente' en la mitad de tiempo de nuevo estaba en un terreno de juego.

Fue con Uruguay, seguro que en el Barcelona no se esperaban que su delantero se la jugase con su selección ante Argentina y más cuando no estaba en condiciones de jugar. Se conoce que importa más la selección que el club que te paga, por lo que Suárez se puso de titular con Uruguay ante Argentina y dejó su sello como es habitual. Esta vez no mordió, pero si hizo uno de sus típicos entradones que en cualquier lado serían roja menos para los árbitros que le pitan a él. La entrada la sufrió Otamendi y fue criminal, a la altura de la tibia y con los tacos por delante.

El uruguayo no fue expulsado y al parecer se hizo daño en el gemelo derecho por lo que tuvo que retirarse sustituido al banquillo. Parecía que se había vuelto a lesionar, pero de nuevo, Suárez hizo de las suyas como gran teatrero y confirmó más tarde que todo estaba bien y había sido sólo un susto. De nuevo Suárez salió impune de un nuevo capítulo en su negra historia como futbolista.

Así fue la criminal parada de Luis Suárez:

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información