Ir a versión clásica Ir a versión móvil
06 septiembre 2017

¿Qué piensa el PSG tras las quejas por el gasto en Neymar y Mbappé?

  • Durante la presentación de Mbappé, el jeque Al-Khelaifi se ha mostrado muy tranquilo acerca del cumplimiento de esa norma
Neymar, Mbappé, PSG Neymar, Mbappé, PSG
Los anuncios del PSG con los fichajes de Neymar y Mbappé
DefensaCentral DC DefensaCentral DC

El PSG sigue con la lupa encima tras el gran desembolso que ha realizado este verano con la llegada, primero de Neymar y ahora de Mbappé. Ante la petición de varios clubes de que se revise si el club francés cumple o no el Fair Play Financiero, el jeque del PSG se muestra tranquilo y algo arrogante.

Ha sido sin duda el gran protagonista del mercado de traspasos este verano, han elevado el precio de mercado a límites casi insospechados y parece que ahora se abre un nuevo horizonte en lo que ha niveles de dinero se refiere.

El PSG ha tirado casi literalmente la casa por la ventana con las llegadas de Neymar por 222 millones de euros, el traspaso más caro de la historia del fútbol, a la que hay que sumar también la llegada de Kylian Mbappé. En este caso, el jugador llega cedido por una temporada pero con opción de compra obligatoria de 180 millones de euros, es decir, será el segundo fichaje más caro de la historia. Unos números que han hecho saltar todas las alarmas de los demás clubes en relación al cumplimiento del Fair Play Financiero. A lo largo de la mañana se ha presentado a Mbappé como nuevo jugador del club francés y antes de nada, Al-Khelaifi ha querido responder a varias preguntas de los medios relacionadas con este asunto.

Sobre la investigación que la UEFA les abrió en relación a su política de fichajes está tranquilo: "No me preocupa. Nosotros trabajamos en nuestro proyecto respetando todas las normas y reglamentos. Estamos seguros de que no hemos incumplido el fair-play financiero. No tenemos nada que esconder, somos transparentes". Más tarde sacó un puntito de arrogancia cuando le hablaron de que otros clubes no estarían de acuerdo con esa política de fichajes: "Si otros clubes no están contentos con nuestro fair-play financiero no es nuestro problema". En ese sentido el jeque se equivoca, el hecho de que un equipo pague una barbaridad por un jugador implica indirectamente en el resto del mercado, hace que su precio suba exageradamente cuando no vale para nada dicha cantidad.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información