Ir a versión clásica Ir a versión móvil
07 septiembre 2017

El 'polvorín' culé, a punto de estallar

  • La mentira sobre la renovación de Iniesta ha colmado el vaso de la paciencia de la plantilla
Bartomeu, Barça Bartomeu, Barça
Josep María Bartomeu
Manuel Martín Cantó Manuel Martín Cantó

El Barcelona es un polvorín a punto de estallar, una bomba de relojería cuya cuenta atrás se acerca irremediablemente al punto final. Y es que, las mentiras de Josep María Bartomeu han terminado de agotar la paciencia tanto de los aficionados como de los propios jugadores del equipo azulgrana. Bartomeu dio por renovado a Iniesta y fue el propio jugador azulgrana quién dejó con el ‘culo’ al aire a su propio presidente.

Desde hace no menos de dos años, el Barcelona es un club sin gobierno ni rumbo alguno. Deportivamente, solamente las fechorías de la ‘MSN’ y las ayudas arbitrales han sostenido a una entidad a la derivada que, en apenas un trienio, ha dilapidado todo lo conseguido por el ‘filósofo’ Pep Guardiola. Los culés se creyeron los Reyes del ‘mambo’, se pensaron imbatibles y desmerecieron la capacidad del Real Madrid para rearmarse. El resultado: en los últimos 4 años, el club blanco ha cogido el timón de mando del fútbol europeo.

Y ello, ha provocado un caos institucional que tiene a Bartomeu y a toda la masa social culé de los nervios. El presidente mete la ‘pata’ cada vez que abre la boca, niega ventas de jugadores cantadas, anuncia renovaciones que no existen, promete fichajes que nunca llegaron y, encima, tiene la cara de asegurar que el Barcelona tiene mejor plantilla que la temporada pasada.

El enfado del manchego es mayúsculo y, junto a Messi y Piqué, está dispuesto a dar un ‘golpe’ de estado en el vestuario azulgrana. La plantilla se ha hartado de la directiva, de las promesas incumplidas, del desgobierno, de la incapacidad para tomar decisiones deportivas del director deportivo. El Madrid crece y crece y el Barcelona está cada vez peor. Algunos en la caseta azulgrana lo llevan muy mal. El mejor club de la historia vuelve a dominar y Bartomeu pagará los platos rotos. Pobre culés, ¡os queda mucho por sufrir!
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información