¿Todavía quedan dudas? ¡Piqué fuera de la selección!

  • El central culé votó en el referéndum ilegal que se está celebrando este domingo.
Piqué votando en el referéndum ilegal Piqué votando en el referéndum ilegal
Piqué

Saludos, amigas y amigos de DC. Aquí, desde mi guarida madridista, os haré llegar a todos vosotros todo lo que se dice y se habla del Real Madrid por estas tierras. Desde los medios de comunicación de Cataluña acusan a lo que ellos llaman 'la Prensa Mesetaria' de hacer todo lo posible para intentar desestabilizar al Barcelona. Yo os voy a demostrar que lo que se dice aquí del Real Madrid poco o nada tiene que ver con el seny del que tanto presumen los culés.

Gerard Piqué, por si había algún tipo de dudas, ya ha dicho sí a la independencia de Cataluña en el referéndum ilegal. El defensor del FC Barcelona, sin estar concentrado para el partido que les debe de enfrentar a Las Palmas esta tarde, ya ha votado en el colegio de San Just Desvern.

En unas declaraciones a los medios presentes ha afirmado lo siguiente: "Lo que está pasando es una vergüenza. Veremos qué pasa. Hablaremos en el vestuario a qué se decide", sentenció tras depositar su voto ilegal en este 1-O.

Así, además, lo ha corroborado en sus redes sociales:

 

El referéndum catalán ilegal ha sido noticia y sigue siéndolo desde primera hora de la mañana. El tema ha rebotado en el mundo del fútbol con la petición del Barça para suspenderse el partido. La UD Las Palmas ha respondido de forma contundente a dicha solicitud en su página web.

Así se ha posicionado el club pío-pío en un comunicado oficial:

"La Historia ha vuelto a situar a la Unión Deportiva Las Palmas en una situación excepcional en el Camp Nou. El 30 de octubre de 1977 visitó al FC Barcelona el día en que un emocionado Josep Tarradellas presidió por primera vez el palco tras su exilio y una monumental senyera de sesenta metros se desplegó en el césped.

Hoy la UD Las Palmas rinde visita en una fecha inédita para nuestro país, el día que el Gobierno catalán fijó para la celebración de un referéndum fuera del marco legal español, con la fuerza que tiene el eco internacional de todo lo que ocurre en el Camp Nou. Los pronunciamientos públicos en los días previos, especialmente el de nuestro anfitrión, el FC Barcelona, han convertido este partido oficial de la Liga Santander en algo más que una cita deportiva en cumplimiento del calendario.

La UD Las Palmas podría haberse limitado a ser testigo mudo de esta encrucijada histórica o tomar partido. Nos decantamos por lo segundo. Decidimos bordar en nuestra camiseta una pequeña bandera española y la fecha de hoy, 1 de octubre de 2017, para testimoniar sin estridencias nuestra esperanza en el futuro de este país y en la buena voluntad de quienes convivimos en él, en busca del mejor entendimiento. Por muy lejos que esté el Estadio Gran Canaria, nunca hemos sentido la menor tentación de formar parte de un país que no sea este. Y por muy compleja que sea la situación, siempre confiaremos en saber simplificarla para entenderla mejor y encontrar soluciones.

Hoy, lo que hacemos es muy simple. Con la bandera española bordada en nuestra equipación queremos votar de forma inequívoca en una imaginaria consulta a la que nadie nos ha convocado: creemos en la unidad de España. Lo hacemos desde la autoridad moral que le quieran conceder a la región más lejana de la capital de este reino. Lo hacemos para decirle al mundo que sentimos dolor por lo que está ocurriendo. Lo hacemos confiando en que a nadie le incomode este gesto. Como nunca nos incomodó ver ondear senyeras en la grada, extendidas sobre el césped o envolviendo el cuerpo de nuestros rivales que, una vez terminado el partido, son compatriotas que nos llenan de orgullo al formar parte de uno de los mejores equipos del mundo, o de una de las mejores selecciones del planeta".

El Barça pidió suspender el partido; la Liga se lo deniega:

El FC Barcelona – UD Las Palmas se jugará esta tarde en plena vorágine del desafío independentista que ha iniciado Cataluña en su proceso de separación con España. El club culé, no falto de vergüenza, pidió sorpresivamente suspender el encuentro. La respuesta de la Liga ha sido clara: se juega.

En Cataluña se han vivido imágenes de tensión entre una parte de la población catalana y la Policía Nacional que ha tratado de poner cordura al asunto y retirar las urnas. Un hecho que no tiene nada que ver con el fútbol, pero que desde el club azulgrana se empeñan en seguir hablando de ello.

Por ello, a pesar de que hay jornada de Liga en el Camp Nou, a las 16:15 han pedido que se suspenda el partido liguero en una petición formal a LaLiga. ¿Por qué? No han explicado más sobre el asunto, pero todo tiene que ver con el 1-O, a pesar de que el fútbol esté exento a ese desafío independentista.

LaLiga ha tomado cartas sobre el asunto y le ha negado al club azulgrana su petición de suspender el partido, avisándoles de que, si no juegan, el partido se le dará ganado por 0-3 a Las Palmas y con el riesgo que ello conlleve para entregar los tres puntos a los canarios. Una auténtica vergüenza lo del club culé, que sigue a lo suyo…  Si no queréis jugar… ¡Fuera de la Liga!

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL