Messi la vuelve a liar con Argentina

El capitán de la albiceleste confundió a un jugador argentino con un fan, pero lo mejor es que antes de todo habían hablado


Messi con Argentina

Messi con Argentina




La selección Argentina se encuentra concentrada en Rusia para un partido amistoso y Messi está siendo la gran atracción de aficionados y medios de comunicación. No es desconocido que le pidan fotos allá por donde pisa, pero en este caso se ha superado a sí mismo.

Caminando por la recepción del hotel, se le para un muchacho que se hace una foto con él, todo parece normal hasta que se conoce que ese muchacho es también un jugador de fútbol argentino. Se trata de Sebastián Driussi, delantero del Zenit de San Petesburgo quién cuelga la imagen en su Instagram con el título: "Gracias por la foto, ídolo". Messi no cayó en ese momento quién era y cuando de nuevo le vino la inspiración aprovechó para contestarle en la foto y más tarde excusarse con las cámaras delante durante una entrevista en Fox Sports: "Me quedé mal por no reconocerlo, porque le conozco. Se quién es. Cuándo me pidió la foto pensé que era uno de los chicos que siempre esperan por una foto. Le pedí perdón".

Lo mejor de toda la falta de espesura de Messi está en que esta cita estaba programada entre ambos. Al parecer habían estado intercambiando mensajes para encontrarse en el punto donde se produjo el encuentro, pero Messi debía ir pensando en otras cosas y no fue capaz de reconocer en primera instancia a un compatriota y compañero de profesión, que se debió quedar muy cortado por cómo su ídolo le había tratado.

El independentismo, un problema para Messi

El pasado mes de junio se daba a conocer que el '10' había decidido comprar un hotel de cuatro estrellas en la citada localidad de Sitges. Por 30 millones de euros el futbolista se hizo con su propiedad y empezó a hacer planes para mejorar el negocio, aprovechando que el mismo se encuentra muy cerca de la 'Playa Padre'. Entre ellos, levantar un 'beach club' de lujo donde se dieran cita cada día decenas de personas para disfrutar del buen tiempo y del ocio disponible en la costa catalana.

Sin embargo, cuando todo parecía que Messi iba a invertir otra buena suma de dinero en levantar este negocio resulta que ha decidido paralizar la inversión. ¿El motivo? La incertidumbre política en la que está instalada Cataluña por todo el 'procés' secesionista. Según ha destapado el medio 'El Español' el delantero tiene miedo a que todo lo que está sucediendo hunda el proyecto antes de que ni siquiera este haya nacido.

"El jugador ha decidido poner en barbecho su inversión. La situación económica y social en la regió no es la mejor. Y abrir un local así requiere dejarse como mínimo medio millón antes de abrir" apuntan fuentes del sector turístico de la localidad. Y es que, según esta información "no solo Messi ha parado su local playero. Es que en Cataluña ahora mismo no se mueve nada, las inversiones se han frenado en seco. Y eso incluye también el mundo de la noche (...). No es viable abrir en un ambiente de crisis y pagar elevados cánones".

Así pues, el proceso independentista está afectando a Messi de lleno. No solo en la parcela deportiva por poner en duda la continuidad del Barcelona en la Liga y la Champions, sino también en el plano personal y económico. Por eso no sorprendente que a 5 de noviembre el futbolista siga sin firmar la renovación de su contrato a pesar de que en el club no dejan de decir que esta está acordada desde julio. Y es que el 'crack' sigue apurando el tiempo, no vaya a ser que la situación en Cataluña se convierta en insostenible y él tenga que ser el primero en irse...