¡Baja importante del Barça para el 23-D ante el Real Madrid!

Umtiti se lesionó en el tropiezo del Barça ante el Celta y podría estar dos meses de baja


Clásico

Clásico




Samuel Umtiti se rompió en una carrera por la banda con Iago Aspas, y el central del Barça tuvo que ser sustituido de inmediato.

El central ha sufrido un pinchazo muscular, y según las primeras exploraciones del médico Ricard Pruna, Umtiti podría estar cerca de dos meses fuera de los terrenos de juego. El defensa tendrá que ser sometido a más pruebas antes de confirmar el diagnóstico final, pero en el vestuario culé no son nada optimistas.

La baja de Umtiti de cara al clásico en el Bernabéu sería nefasta para el FC Barcelona dado el pobre nivel que está mostrando Piqué este curso, teniendo en cuenta que Mascherano se está recuperando todavía de una lesión y tiene todavía para dos semanas, y contando que Vermaelen apenas ha jugado esta temporada a las órdenes de Valverde.


El Madrid ya depende de sí mismo para quitarle la Liga al Barça

Hace diez días el Real Madrid estaba a 10 puntos del Barcelona y ganar la Ligaparecía más difícil que nunca. Pero ahora los blancos están a 9 de su rival y han jugado un partido menos que el líder, ya que los culés han cosechado este sábado su segundo pinchazo consecutivo (2-2) ante un valiente Celta de Vigo comandado por Iago Aspas.

Al empezar este sábado el madridismo sabía que el partido de San Mamés iba a ser clave para agarrarse a LaLiga. Y una vez que el Barcelona ha disputado su encuentro esta idea se refrenda aún más, ya que aunque hoy no se va a perder el título sí se puede empezar a ganarlo. Y es que en caso de triunfo de los de Zidaneen la 'Catedral' la distancia puede acabar reduciéndose a solo 6 puntos. Una diferencia casi balsámica si se tiene en cuenta que hasta hace poco más de una semana era casi del doble. 

Y todo gracias al buen trabajo realizado por el Celta de Vigo. Dirigidos desde el banquillo por uno de los técnicos que mejor conoce al Barcelona, Juan Carlos Unzué, el equipo gallego ha afrontado el partido del Camp Nou con seguridad e inteligencia. Su apuesta ha sido la de aguantar concentrados atrás a la espera de aprovechar su velocidad a la contra con hombres como Aspas, Maxi o Sisto. Una táctica que les ha salido a las mil maravillas, porque han tenido el partido bajo control en todo momento salvo en los diez minutos en los que los culés han estado por delante en la segunda mitad.

Remontada culé sofocada por Aspas

De hecho, el Celta logró adelantarse en el marcador (min.20) tras una veloz contra llevada por Aspas. El delantero se plantó ante Ter Stegen y se la cedió a Maxi para que remachara el gol, pero el alemán logró hacer una parada salvadora. Lo malo para sus intereses es que le sirvió de poco, porque el propio Aspas estaba ahí para coger el rechazo y empujarlo a la red poniendo el 0-1 en el marcador.

Sin embargo, poco le duró la alegría a los visitantes. Dos minutos después Messiempataba al aprovechar un claro error defensivo y batir al portero con un potente disparo. Así que el partido volvía a estar igualado como al principio, aunque el Celtaya había marcado su territorio y había dejado claro que el líder no lo iba a tener fácil en esta fría mañana en Barcelona. De hecho los celestes continuaron contragolpeando con ambición y llevando peligro al marco culé durante todo el partido.

El choque llegó con empate a uno al descanso y en la segunda parte el guión no cambió demasiado. El Celta esperando atrás y saliendo como puñales cada vez que recuperaban el esférico, y el Barcelona con un juego previsible pero efectivo. Esto permitió que Paulinho tuviera una ocasión clarísima para hacer el segundo, si bien no habría que esperar mucho para que Luis Suárez cumpliera y pusiera el 2-1 provisional tras una buena combinación entre Messi, Alba y el charrúa.

En condiciones normales el 2-1 habría hundido a cualquier equipo, pero el Celtacontinuó teniendo fe y no varió ni un ápice su plan. Mientras el Barça apretaba con más ocasiones y Rubén salvaba a los suyos, el equipo gallego se agarraba a un excepcional Aspas. De hecho, una galopada del internacional español en el minuto 70 dejó 'tieso' y lesionado a Umtiti y le permitió servir el balón a Maxi para que pusiera el 2-2 que acabaría siendo definitivo.

Superar al Barcelona, de nuevo en la mano del Real Madrid 

Desde ahí hasta el final el Barcelona lo intentó sin claridad de ideas. Piqué tuvo una ocasión para poner el 3-2 a portería vacía, pero perdonó y a los de Valverde se le escaparon los primeros puntos del Camp Nou en el último año. Justo lo que necesitaba el madridismo para empezar a creer en el milagro, porque LaLiga se puede poner esta noche a solo seis puntos con los dos 'Clásicos' por jugar. Lo que equivale a depender de nuevo de sí mismo para superar al Barcelona y quizá ganar la Liga...