Almeida se ríe de su Atlético y del ridículo con los penaltis

  • El alcalde de Madrid ha asegurado que "siendo del Atleti, era difícil meterla" después de darle un pelotazo a un niño
Almeida y Saúl Almeida y Saúl
Martínez-Almeida, alcalde Madrid; y Saúl, en la final de la Supercopa de España entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid.
Defensa Central Defensa Central

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha lamentado el pelotazo que le dio a un niño este martes después de atreverse a lanzar un penalti a portería rodeado de vecinos del barrio y jugadores del club deportivo Oña-San Chinarro.

El balón entró en la portería, pero lo hizo de rebote después de golpear accidentalmente a un niño en la cabeza. El alcalde, que estaba inaugurando un campo de fútbol en el distrito de Hortaleza, lo celebró y este viernes ha pedido disculpas a su manera.

Martínez-Almeida, tras inaugurar el centro de interpretación de Madrid Río, ha asegurado que lo siente "mucho por el chaval". "Hemos mantenido contacto para saber si estaba bien o si había alguna consecuencia. Parece ser que no ha tenido ninguna consecuencia", reconoció antes de dar un palo a su equipo, el Atlético de Madrid, del que es reconocido seguidor.

"Hemos mantenido contacto para saber si estaba bien o si había alguna consecuencia. Parece ser que no ha tenido ninguna consecuencia. Lo siento por el chaval, desde luego, pero como digo, siendo del Atleti, era difícil que la metiera dentro", añadió. (Noticia DC: lo que piensa Zidane de Eden Hazard en su vuelta)

Además, el regidor apuntó en tojo jocoso lo siguiente: "¿De verdad alguien pensaba que uno del Atleti iba a meter un penalti?". No hay duda de que se refiere al historial negro del conjunto rojiblanco en lanzamientos desde los 11 metros.

Los dos casos más sonados y recientes son ante el rival vecino, el Real Madrid. Juanfran estrelló en el palo el cuarto penalti de la final de la Champions en Milán 2016, mientras que Saúl hizo lo propio en Yeda en el primero de la tanda de la final de la Supercopa de España -Thomas también falló el segundo que paró Courtois-.