La tremenda bronca de Nyom a Ansu Fati por simular un penalti: "¿Con 18 años...?"

  • El defensa francés replicó con dureza el 'piscinazo' del canterano del Barça, que parece estar aprendiendo demasiado rápido el modus operandi culé.
Nyom y Ansu Fati Nyom y Ansu Fati
Nyom y Ansu Fati.
Defensa Central Defensa Central

El Barça cayó en el Coliseum Alfonso Pérez ante un Getafe espléndido (1-0). Aunque el resultado final fue corto, lo cierto es que el equipo de Bordalás pudo haber marcado perfectamente tres o cuatro goles más. Koeman se vio arrollado desde el minuto uno y se le notó demasiado irritado en la zona técnica. En un intento a la desesperada por empatar, Ansu Fati simuló un penalti de Nyom y se llevó una bronca monumental del central francés

Al notar un levísimo contacto del jugador del Getafe, Ansu Fati se marcó un piscinazo que en otra disciplina hubiera supuesto una medalla olímpica. Por suerte, en este deporte no se trata de quién se tira mejor. Nyom, incrédulo con lo que acababa de ver, le echó una bronca monumental: "¿Con 18 años y ya te tiras así?..."

Seguramente avergonzado por lo que acababa de hacer, el jugador del Barça se tapaba la cara mientras que estaba en el suelo. Parecía que le había arrollado un buque de pesca, ya que no había quién le levantase del césped. Nyom le rodeó y, en varias ocasiones consecutivas, le repitió: "¿18 años y te tiras así?".

Cuando el colegiado separó a Nyom de la jugada, entonces sí se levantó el canterano culé. No pudo hacer otra cosa que correr hacia otra parte, ya que tenía a Nyom mirándole incrédulo por su piscinazo. Parece que ya está practicando consciente de que el Clásico se disputa en apenas una semana. 

Lo que parece que no le han explicado a Ansu Fati es que cada vez es más complicado engañar a los árbitros gracias al VAR. Aunque César Soto Grado hubiese caído en la trampa, después le habrían comunicado desde Las Rozas que se trataba de una simulación y que debía ser castigada con tarjeta amarilla.

En ésta ocasión no le funcionaron las triquiñuelas al equipo de Koeman, que también demostró su arrogancia y mal perder. Cuando el partido acabó, en lugar de felicitar a Bordalás por la victoria, se puso a recriminarle que Nyom le había faltado al respeto en un lance del juego.