Gnabry está pidiendo un sueldo similar al que tiene Hazard en el Madrid: difícil ficharle

El alemán reclama al Bayern un sueldo de 15 millones para renovar


Gnabry

Gnabry




El Real Madrid no se había planteado en ningún momento de la temporada el fichaje de Gnabry, centrando sus esfuerzos en las llegadas de Mbappé y Haaland. Ha sido a raíz de las últimas informaciones que apuntan a una posible mediación de Alaba para traer a su excompañero al Bernabéu las que han situado al club blanco en el foco.

Difícil encaje

Los directivos del Real Madrid ni confirman ni desmienten el interés del club en el delantero alemán del Bayern Munich. No esconden que nunca había estado en la agenda para este verano pero que no dejaran pasar una oportunidad de mercado si el jugador fuerza su salida con destino al Real Madrid.

Los planes del Real Madrid este verano para el ataque tienen dos nombres propios: Kylian Mbappé y Erling Haaland. El francés ya está prácticamente atado y la pelea por el noruego promete alargarse hasta el final del verano.

Gnabry es un jugador que gusta mucho al cuerpo técnico del Madrid y cuenta con el apadrinamiento de Alaba, que ya ha hablado con Florentino para intentar persuadirle. De momento, nada se ha movido en las oficinas de Valdebebas.

Sueldo prohibitivo

El principal problema para el fichaje de Gnabry no sería el coste del traspaso. El alemán termina contrato con el Bayern en 2023 por lo que el club bávaro se vería forzado a aceptar una cifra más baja si quiere sacar algo por el jugador, que por el momento se niega a renovar.

Pero precisamente son sus motivos para negarse a la renovación los que le alejan del Real Madrid. El extremo, además de algún cambio en su demarcación en el equipo, quiere que el Bayern le suba la ficha hasta los 15 millones de euros netos por temporada, algo a lo que los bávaros se niegan.

El Real Madrid en ningún caso puede asumir pagar a Gnabry 15 millones. Esa cantidad es la que percibe actualmente Hazard, del que el club quiere desprenderse desesperadamente. En estas circunstancias, parece que lo de Gnabry está más que complicado.




DEJA TU COMENTARIO