El trabajo de Fede Valverde no es suficiente para Uruguay: regresará a Madrid a las primeras de cambio

El triunfo ante Ghana no les sirvió para pasar a octavos


Fede Valverde

Fede Valverde




Los resultados no habían acompañado a Uruguay en las dos primeras jornadas del Mundial, y necesitan una victoria ante Ghana, y que el resultado del Corea del Sur-Portugal les ayudara.

Para lo primero, era fundamental hacer un buen partido. Necesitaban encontrarse con su mejor juego, recuperar la solidez, y en eso Fede Valverde tenía que dar un paso al frente, para ser decisivo.

No había brillado hasta ahora, también motivado por la posición, en el Real Madrid actúa más pegado al área rival por el costado derecho, y con los charrúas juega como interior con un trabajo mucho menos vistoso.

Ante Ghana, el gran héroe iba a ser Arrascaeta, que con su doblete, metía provisionalmente a los suyos en los octavos, pero el partido de Fede Valverde merece un seguimiento especial, por su esfuerzo, su sacrificio y su consistencia en la medular.

No dejó de moverse por el centro del campo, con más tendencia por la derecha, pero con un despliegue espectacular, que sin duda lo propicia su buen estado físico. Y es que se vació, algo que no sorprende por otro lado.

También regaló uno de sus habituales cañonazos, cerca del minuto 70, que estuvo muy cerca de convertirse en un golazo ya que lo intentó prácticamente desde tres cuartos de cancha.


En los últimos minutos, con la victoria coreana, necesitaban un tercer gol para pasar de ronda. Fede demostró sus galones, siendo de los pocos jugadores que intentó construir juego, aunque le dejaron muy sólo sus compañeros y al final, no llegó ese último tanto, lo que les elimina en la fase de grupos.