ES NOTICIA Home Más Fútbol

El caso Negreira estalla: el Barça, imputado por cohecho y la Guardia Civil registra a los árbitros

El Barcelona y el Comité Técnico de Árbitros están en el ojo del huracán del caso Negreira.

Caso Negreira

Caso Negreira

Luis Alberto López | 28-09-2023

El caso Negreira todavía no ha acabado. Hoy mismo la Guardia Civil está registrando la sede de los árbitros en busca de documentación sobre la trama después de que el juez el que haya decretado esta orden. 

Los trabajadores de la RFEF se han sorprendido al encontrarse con este registro, ya que no se lo esperaban para nada. El juez expulsó a la Federación del caso Negreira por la relación que esta mantenía con los árbitros. También porque no tuvo sentido el comportamiento de Luis Medina Cantalejo, el presidente del CTA, con el árbitro que se querelló contra Negreira y su hijo por delitos de corrupción y fraude deportivo. Le llamó "traidor" y "rata".

Y esto no acaba aquí, ya que según el periodista de El Debate, Alejandro Entrambasaguas, el juez Aguirre también ha tomado la decisión de imputar por cohecho al Fútbol Club Barcelona, al igual que a Josep María Bartomeu, Sandro Rosell, José María Enríquez Negreira y su hijo

Un escándalo

Hay muchas cosas que todavía no encajan, y por eso mismo el juez de la investigación quiere llegar hasta el final. Él considera que los pagos de 7,5 millones de euros del Barcelona a José María Enríquez Negreira, exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), constituyen un delito

Hay que tener en cuenta que el tipo de delito por el que les ha imputado especifica que ningún funcionario puede recibir un tipo de salario por el cumplimiento de su función pública. Aguirre considera a Negreira como un funcionario a efectos penales, por el hecho de haber tenido una función pública.

Además, según la información de Entrambasaguas, el magistrado considera que hay conducta delictiva, porque el Barcelona habría pagado a Negreira por el cargo que ostentaba. También afirma que el delito está consumado, ya que realizaron el pago, independientemente de si se demuestra o no la corrupción del arbitraje.