Laporta, K.O: el adiós de Xavi puede provocar un terremoto en el Barça

Se vienen meses largos en Montjuic


Joan Laporta y Xavi

Joan Laporta y Xavi




Las derrota del Barcelona ante el Villarreal supone despedirse de la Liga para un proyecto que a partir del mes de junio dejará de estar comandado por Xavi. En lo que son las primeras horas a la renuncia del entrenador del conjunto culé, los ojos se ponen sobre un Joan Laporta que puede recibir el terremoto más grande que haya tenido que lidiar desde que asumiese la presidencia del equipo blaugrana. El Real Madrid está obligado a aprovecharse de ello.

Las cuentas son claras para el máximo rival de los blancos a 28 de enero. En poco más de 3 semanas se han despedido de los 3 títulos nacionales y no pudieron defender la corona en los dos en los que ostentaban el título hasta hace pocos días. Todo esto tras un gasto desmedido en fichajes y de una política de incorporaciones que lejos ha estado de mejorar a una plantilla que ha quedado en deuda en todos los sentidos.

Xavi ya anunció que dejará la entidad sobre el mes de junio y por ende ha abierto la puerta a meses de mera especulación por un conjunto culé donde los ojos se pondrán donde Joan Laporta. No solo por cómo su figura ha quedado expuesta tras la salida del entrenador sino igualmente por las decisiones que tendrá que tomar ahora sin escudos que le protejan ante la opinión pública.

Sin escudo y expuesto

Es conocido que el presidente culé nunca quiso al entrenador en sus filas y que incluso éste hizo parte de la oposición para quitarle las elecciones años atrás. Dicho esto, Xavi fue siempre el escudo a nivel mediático y social de una gestión más que lamentable a nivel económico y que ya no tendrá al ídolo del Barcelona como su principal defensor ante las cámaras. Se vienen largos meses en Barcelona que deben ser aprovechados por el Madrid.


Mientras la figura de Jorge Mendes y Deco va ganando enteros por un equipo lleno de deudas y sin respuesta en el césped, desde Valdebebas asumen estos meses como una oportunidad para marcar terreno en cuanto a proyecto se refiere con su máximo rival. Incluso a nivel directivo puede que el Real Madrid saque aún más distancia con un Barcelona donde Joan Laporta se queda sin su escudo llamado Xavi y donde puede comenzar un terremoto singular al que le sacase del club a inicios de la década del 2010-2020.