La noche en la que me quedé sin voz

David Jorquera David Jorquera

Reconozco que esto del periodismo deportivo es algo que me viene desde muy peque帽o. Hacer radio es algo que siempre me ha gustado y, aunque anteriormente he retransmitido partidos para otras emisoras, hacerlo para la Voz del Madridismo y en el Bernab茅u es algo tan espectacular que me obliga a dejarme la voz en cada jugada. Los oyentes lo merecen y a m铆 me sale de dentro. No puedo evitarlo.

La noche del pasado s谩bado fue fr铆a. Muy fr铆a. Sin embargo, cuando tu trabajo te obliga a estar tan metido en un partido de la magnitud de un Real Madrid-Sevilla te olvidas de todo y te centras en hacerlo lo mejor posible. Realmente, uno est谩 un poco a expensas de lo que digan o griten los 80.000 que te acompa帽an en el estadio. Si ellos gritan, t煤 tambi茅n tienes que hacerlo para intentar darte a entender pero, adem谩s, si el choque se pone tan emocionante como el del pasado s谩bado, la garganta te va mandando mensajes de S.O.S.

Cuando el Sevilla se puso 0-2 muy pocos cre铆an en la remontada. Yo, realmente, lo pensaba. No me hubiera jugado nada al respecto, pero ver a este Madrid en el campo te demuestra que nada es imposible. Como tampoco es imposible cantar sus goles sin que apenas te llegue la voz para pedir un vaso de agua sin que se piensen que has cogido el mayor de los catarros. Primero Cristiano, luego Ramos y, sobre todo Van der Vaart, sacaron mis 煤ltimas gotas de energ铆a procedentes de la garganta. Pese a todo, poco importaba, pues hab铆a 11 abajo y 80.000 en las gradas, adem谩s de miles de oyentes a trav茅s de Defensa Central, que cantaron ese gol como si el de la final de la Champions se tratara. Es lo que tiene el madridismo, que cuando grita es que grita de verdad.

PD: Vaya golazo de Sarabia en Alcal谩 con el Castilla. Si al final el chaval va a ser bueno y todo...