Sergio Ramos apuesta por la Décima