Ramos, un 'titán' en la defensa