El Real Madrid demostró que la ida fue un accidente

Los blancos se 'vengaron' del empate a 2 de la primera vuelta





En la primera vuelta, el equipo de Ancelotti se dejó dos puntos importantes en el estadio osasunista, que bien podría echarlos de menos a final de Liga. Osasuna se adelantó por 2-0, pero el Real Madrid conseguiría igualar la contienda a pocos minutos del final.

Aquel encuentro estuvo marcado por varios factores que impidieron la victoria madridista; por un lado, el colegiado Clos Gómez quiso ser más protagonista que nadie y ‘birló' un claro penalti a Luka Modric. Además, mediada la segunda parte, expulsaría a Sergio Ramos de manera injusta.

Pese a todo, el Madrid hizo una buena segunda parte y logró un punto. Primero fue Isco quién reduciría distancias con un disparo desde la frontal y, a falta de 8 minutos, Pepe marcaría de cabeza tras pase precisamente del malagueño. Aquel accidente hoy ha quedado olvidado.