Nacho Fernández, el talismán merengue

El canterano sólo ha perdido una vez con el primer equipo del Real Madrid





Si hay un canterano que siempre da la talla cuando le toca jugar, ése es Nacho Fernández. El futbolista del Real Madrid se ha convertido esta temporada en el gran comodín de Carlo Ancelotti, pero antes de la llegada del italiano ya era talismán del equipo blanco. Y es que el mayor de los Fernández suma ya 31 encuentros consecutivos sin perder con el primer equipo.

Nacho Fernández debutó con victoria en Mestalla el 23 de abril de 2011 (hace unos días se cumplió el tercer aniversario de su debut). El Real Madrid había ganado unos días antes la Copa del Rey ante el Barcelona y Mourinho decidió apostar por el canterano como lateral izquierdo. A la semana siguiente, el técnico portugués repitió en la derrota ante el Real Zaragoza por 2-3, en el Bernabéu, la única hasta la fecha de Nacho.

Y es que desde entonces ha sumado 31 partidos consecutivos sin conocer la derrota con el equipo blanco, para sumar en líneas generales un balance de 26 victorias, seis empates y una sola derrota en sus 33 partidos disputados. La racha del jugador madridista hace pensar que quizá Ancelotti le emplea poco para lo que merece, si bien es cierto que generalmente el canterano ha jugado los partidos relativamente más sencillos de solventar.