El pleno al '9' del Real Madrid se truncó

El objetivo del Real Madrid era sumar nueve puntos ante Valladolid, Celta y Espanyol





Xabi Alonso

En el Real Madrid sabían que, para mantener las opciones de ser campeones de Liga tras el pinchazo con el Valencia había que ganar los tres partidos que restaban ante Valladolid, Celta de Vigo y Espanyol. Sumar nueve puntos de nueve posibles era la única tabla a la que agarrarse para meter presión al Atlético de Madrid y al primer paso se truncó.

Después del empate de este miércoles en el estadio Nuevo José Zorrilla, ahora llega el turno de sumar los otros seis puntos que aún quedan en juego, ante el Celta de Vigo el próximo domingo en Balaídos y, después, ante el Espanyol en el Santiago Bernabéu, en donde se cerrará la temporada liguera, con el fin de maquillar un mal final de Liga.

Sólo queda esperar que se pueda completar el trayecto ante Celta y Espanyol y que el Atlético de Madrid se deje por el camino cinco puntos en sus dos últimos partidos, ante Málaga y Barcelona, y el Barcelona otros dos puntos, ante Elche y Atlético, para que el Real Madrid se pueda proclamar campeón de Liga. Una misión prácticamente imposible.