Ir a versión clásica Ir a versión móvil
30 diciembre 2016

El City quiere volver a ser la 'tentación' de Isco

  • El club inglés ya intento fichar al malagueño en 2013 y con Pellegrini en el banquillo
Isco Alarcón pelea un balón ante el Deportivo Isco Alarcón pelea un balón ante el Deportivo
Pepe Guardiola quiere conseguir el fichaje del español
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Isco Alarcón no tiene previsto solucionar a corto plazo su continuidad en el Real Madrid. El malagueño ha tomado la decisión de posponer hasta el verano su decisión para renovar su contrato, por lo que en los próximos meses no serán pocos los clubes que empezarán a llamar a su puerta para tentarle y conseguir que no firme con el club blanco y decida cambiar de aires el próximo verano o incluso el 30 de junio de 2018.

El centrocampista malagueño deberá tomar en 2017 una de las decisiones más importantes de su carrera. Su contrato finaliza en el verano de 2018, por lo que en el nuevo año tendrá que decidir cuál será su próximo movimiento. Por un lado tiene la opción de renovar su contrato y asegurarse un futuro a medio y largo plazo en el mejor club del mundo. Y por otro tiene la posibilidad de no aceptar la propuesta de renovación del conjunto merengue, de forma que invite al club a traspasarle en julio o agosto para que al menos pueda obtener algo de beneficio por su salida.

Isco es perfectamente consciente de que salir del Real Madrid sería dar un paso atrás en su carrera deportiva. El ejemplo de jugadores como Özil o Di María son evidentes, ya que estos eran ídolos en la capital de España y ahora han perdido algo de protagonismo en sus aventuras en el Arsenal y el PSG, respectivamente. Por eso su prioridad es la de continuar en el Santiago Bernabéu, aunque teniendo claro que no lo hará a cualquier precio. Y es que, a sus casi 25 años, el centrocampista considera que necesita jugar más minutos y ser un hombre imporante de la plantilla.

Todo esto explica su decisión de no negociar ahora con el club para definir su futuro. La alta competitividad que hay en el club está provocando que aparezca y desaparezca del once según el partido y las lesiones que hay en el equipo. De hecho, en el mes de noviembre brilló con luz propia por las lesiones de jugadores como Kroos, Modric y Casemiro, pero una vez que estos tres ya han superado sus problemas físicos ha vuelto a la suplencia.

Ahora las lesiones de Kovacic, Lucas Vázquez y Bale podrían haberle abierto de nuevo las puertas. Así que su intención es dejar que esta temporada termine para hacer balance y reflexionar sobre si está satisfecho con el rol que le está otorgando Zinedine Zidane. El malagueño es un hombre ambicioso y siempre quiere jugar más, por lo que si el resumen de minutos de la campaña no le deja contento del todo planteará esta situación al técnico y la misma pesará en su decisión de si renueva o no con el club.

El City vuelve a llamar a su puerta

Y mientras el jugador le da vueltas a su futuro, no son pocos los clubes que tienen previsto rondar su puerta para intentarle convencer de que no renueve con el Real Madrid. Isco es un jugador joven y prometedor, por lo que media Europa estaría encantada de contar con sus servicios. Y más si se puede conseguir su fichaje a 'coste 0' o a un precio muy inferior a los más de 30 millones de euros en los que está valorado actualmente. Por ello el teléfono de su representante - su propio padre -  promete no dejar de sonar en los próximos meses.

No en vano, una de las primeras llamadas podría haber sido la del Manchester City. El club inglés lleva varios años interesándose por el internacional español, pues ya en 2013 le compitió al Real Madrid su fichaje. Por entonces Pellegrini intentó utilizar su influencia sobre él - ambos habían coincidido en el Málaga - para convecerle de que se marchara con él a la Premier. Pero al final pesó más la posibilidad de jugar para el mejor club del mundo, por lo que terminó recalando en el Real Madrid.

Ahora, tres años y medio después, Pep Guardiola ha 'heredado' este interés y está empezando a sondear al jugador para conocer qué intenciones tiene. Isco es un jugador que encajaría perfectamente en su concepción del fútbol y que, además, daría un impulso de talento y calidad al centro del campo de los 'citizens'.

Por eso el catalán está dispuesto a esperar al verano para lanzar su ofensiva para llevárselo a Manchester aprovechando que el Real Madrid tendría que rebajar su precio por finalizar su contrato en 2018. Y todo ello sin descartar tampoco la opción más económica, la de dejar pacientemente que discurra un año y medio para ofrecerle un gran contrato que le haga firmar 'libre' el 30 de junio de 2018... En definitiva, muchas incertidumbres para el futuro que el propio Isco va a alimentar en los próximos meses con el objetivo de acabar eligiendo la mejor opción para su carrera deportiva.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información